·

Sonata en yo menor

Sonata en yo menor

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2022)

Nº PÁGINAS138 págs.

PRECIO PAPEL16,90 €

GÉNERO

De la mano de la joven editorial Monóculo, Alfonso Paredes (Oviedo 1976) publica Sonata en yo menor, libro de autoficción cuyo origen es un blog diario del mismo título que ha compaginado con otro blog, “Hijo del barro”, que lleva manteniendo desde hace años.

Ya en la obertura que ofrece a modo de prólogo rescata, al hilo de una cita de Andrés Trapiello, una declaración de principios que se remonta a sus años de universidad, y que le ha guiado desde el inicio: “Evitar el empozamiento en uno mismo” y “ensayar su propio canto con la esperanza de que unas notas al compás del día acaben por componer una sonata, y que a esa melodía sencilla se acabe sumando el lector”.

A pesar de mantener parte del anterior modelo formal, su nuevo libro no es una segunda parte de su novela El señor Marbury. Sonata en yo menor es una selección no cronológica del diario original que se mueve al ritmo de las estaciones del corazón: dolor, refugio, misterio, familia, soliloquio, laberinto y silencio. Además de que nuevos personajes que aparecen en el libro desempeñan nuevos papeles.

Si en su primer libro Paredes ejerció de explorador, podría ser elevado ahora a la categoría de guía de campo. Más avezado, más atrevido, el autor, que es a la vez su protagonista, elige para sus compañeros de viaje lo esencial. Su mirada se ha hecho más penetrante, y te pasa los prismáticos para que puedas contemplar esa verdad conmovedora que florece en lo más profundo de las vivencias diarias.

En cierta medida, el diario contiene un curso para autoeducar la mirada y habilitar el corazón. Y aunque parezca que tantas veces nuestra mirada personal nos lleva a donde no queríamos, Paredes te coloca en esos lugares mágicos donde la fuerza del río secreto nos sorprende y atraviesa. Tras los ratos de lectura, de cierto efecto scroll, uno vuelve a sus circunstancias cotidianas y se descubre con los sentidos más despiertos y un instinto buscador.

¿Consigue el autor con Sonata en yo menor construir un puente que conecte su propia orilla con la vida del que lo lee? ¿Por dónde discurre la sutil y nítida frontera por la que una vida se separa y a la vez acoge todas las vidas? Puede que la pretensión del autor sea un quizá esperanzado: que después de que cada lector haya transitado por algunos epígrafes, salga a su encuentro una pequeña y rotunda revelación.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.