¿Por qué Grecia?

TÍTULO ORIGINALPourquoi la Grèce?

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Debate. Madrid (1997). 262 págs. 2.500 ptas. Edición original: Éditions de Fallois. París (1992).

Es clásico que se vuelva continuamente a los clásicos. En ese caso, en el sentido más propio: a los clásicos griegos. Jacqueline de Romilly, especialista en filología griega, ha puesto aquí su gran erudición al servicio de un libro introductorio, magníficamente hecho, para despertar el gusto por la lectura de los grandes griegos. Repasa, así, la obra de Homero, la de Píndaro, una ojeada al siglo V, una visión de los historiadores -Heródoto, Tucídides-, la gran tragedia y dos de los filósofos, Sócrates y Platón.

Cuando se ve todo esto junto y sin necesidad de análisis pormenorizados que resultarían tediosos, se empieza a entender por qué Grecia no pasa. Porque, con altos y bajos, con errores y aciertos, dieron una lección de vivir, una educación, una paideusis. Lo suyo era la pasión por la claridad, tanto de la ciencia como de la emoción.

Grecia no fue nunca monolítica y cada época tuvo sus debilidades. Pero ese periodo -estudiado en este libro- que va desde el siglo VIII a.C. hasta el siglo IV es, quizá, uno de los más interesantes que ha vivido jamás la humanidad.

El libro será muy útil para cualquier lector de cultura media; por eso, deberían leerlo todas las personas que hacen carreras universitarias de letras. Antes del cristianismo, el humanismo era eso, el gran esfuerzo de los griegos. Tan grande y tan complejo que sigue vivo en gran parte.

Rafael Gómez Pérez