Nobleza y Monarquía. Entendimiento y rivalidad

Luis Suárez Fernández

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Esfera de los Libros. Madrid (2003). 407 págs. 26 €.

Luis Suárez, profesor emérito de la Universidad Autónoma de Madrid, especialista en la época de los Trastámara y de los Reyes Católicos, dirige su mirada sobre una de las etapas más complejas de la historia de España: el período que abarca desde el breve reinado de Enrique III el Doliente, hasta el vínculo de la corona de Castilla con la de Aragón a partir del matrimonio entre Isabel y Fernando, llamados después los Reyes Católicos.

La nobleza de la Baja Edad Media pasea por estas páginas exhibiendo su ambición y poderío. Vilezas, infamias, servilismos chocan con acciones heroicas y actitudes cabales e intachables.

El libro dibuja fielmente los móviles de poder y la codicia de Álvaro de Luna, la vacilación e inseguridad de Juan II, la nulidad como rey de Enrique IV y el dominio que sobre él ejerce Juan Pacheco, el Marqués de Villena. Quedan identificados como grandes los nombres de D. Pedro Manrique, Adelantado Mayor del Reino de León; su hijo D. Rodrigo, primer Conde de Paredes de Nava; D. Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana; Pedro Fajardo el Bravo.

Estas páginas proporcionan una visión muy documentada de los conflictos que surgen en Castilla a raíz de la minoría de edad del que será Juan II y de la regencia de Fernando de Antequera: durante este período en el que la corona de Castilla está en sus manos -aunque no sobre su cabeza- aumenta el poder y la influencia de sus hijos, a los que ya las Crónicas de la época llamarán los Infantes de Aragón. Las disputas y las luchas civiles que se producen entre la dividida nobleza castellana ponen en riesgo el prestigio, la autoridad y -casi- la supervivencia de la Corona.

Entre líneas se hace presente la cadencia de las Coplas manriqueñas que declaran la premura con que corre el agua de la vida, la rotundidad de la muerte, el justo valor de las acciones nobles, la grandeza de espíritu.

El valor histórico-documental de la obra es inestimable y viene a ser la síntesis del profundo conocimiento que el autor ha alcanzado sobre uno de sus temas preferidos, el siglo XV español.

Carmen Riaza