Madre Teresa de Calcuta. Mi vida por los pobres

Temas de Hoy.

Madrid (1992).

262 págs.

1.797 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Madre Teresa de Calcuta, una de la mujeres más influyentes en la Iglesia de hoy, es además una de las más populares. Sin embargo, es posible que el gran público sólo conozca muy superficialmente la vida y la obra de esta monja albanesa de 82 años, fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad y ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1979. Este libro, que se presenta como su autobiografía, es una buena guía para conocerla mejor.

El autor, el periodista español José Luis González-Balado, es uno de los principales biógrafos de la Madre Teresa, con la que colabora desde hace más de veinte años. Esta vez presenta su vida y su obra a partir de las propias palabras de la protagonista, laboriosamente entresacadas de cientos de entrevistas, discursos y confidencias.

A veces, el relato resulta un tanto repetitivo, pues el autor ha querido ser escrupulosamente fiel a las palabras de la Madre Teresa. Pero, por otro lado, este planteamiento permite al lector acercarse a su vida y obra sin intermediarios.

La Madre Teresa se explaya largo y tendido no sólo sobre su historia personal y sus fundaciones, sino también sobre multitud de temas de actualidad, como el aborto, el control de la natalidad, la actualidad del mensaje cristiano, el ecumenismo, el valor del celibato, el feminismo… Todo ello, enmarcado en su mensaje central de amor a Cristo en los más pobres de los pobres, eje de lo que ella denomina “la revolución del amor”.

La Madre Teresa pone especial interés en remarcar el carácter sobrenatural de su trabajo: “Nosotras somos, en primer lugar, religiosas. No asistentes sociales, profesoras, enfermeras o médicos. Somos religiosas. Servimos a Jesús en los pobres”. Destaca, por ejemplo, la primordial preocupación de la Madre Teresa por la vida interior y la formación doctrinal de sus monjas, como fundamento necesario e irrenunciable de la amplísima labor social que realizan. En este sentido, son muy ilustrativos los capítulos que explican la vida diaria de las Misioneras de la Caridad y su espiritualidad, así como su modo de entender la pobreza -más amplio que el limitado a la simple penuria material- y la colaboración con su obra.

Multitud de jugosas anécdotas ilustran este mensaje que, a pesar de su exigencia, se demuestra enormemente atractivo para los hombres y mujeres actuales. Al menos, así se desprende del extraordinario desarrollo de la Congregación fundada por la Madre Teresa de Calcuta, y de su excelente acogida por organismos públicos y privados, y medios de comunicación de las más diversas ideologías.

Jerónimo José Martín

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares