Los testamentos traicionados

TÍTULO ORIGINALLes testaments trahis

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tusquets. Barcelona (1994). 295 págs. 2.000 ptas. Edición original: Gallimard. París (1993). Traducción de Beatriz de Moura.

Es éste un ensayo con todas las mañas seductoras de una novela. En él Milan Kundera habla de música y literatura, muy referidas a su país de origen, Bohemia. Ese tono de experiencia vivida le permite desarrollar su ensayo muy lejos de lo teórico, y darle un aire subjetivo, a veces autobiográfico. Nunca lleva adelante demasiado tiempo ni demasiado adentro una idea: la viste siempre de anécdota o suceso, o de irritada agresión, o de conmovida ternura por su tierra y los suyos.

Con gran amenidad Kundera habla del origen de la novela (de modo distinto a El arte de la novela) con constantes referencias a Cervantes y a Rabelais. Habla de los por él llamados continuadores, como Sterne y Diderot; de escritores centroeuropeos de este siglo, como Mann, Musil y Broch, y de modo especial de Kafka, y de la “traición” literaria de su amigo Max Brod. Comenta o cita a sus actuales preferidos: Rushdie, Fuentes, Sollers.

Presenta la música en relación con la literatura de modo apasionado y erudito, pedagógico, sobre todo la de Stravinski, y especialmente la de su compatriota Janacek, cuya obra reivindica y enaltece.

Entre las opiniones de Kundera surge de vez en cuando la referencia a una moral o a un credo que, curiosamente, por así decir, disiente casi siempre del credo y de la moral católicos; pero sin mayor hondura.

Milan Kundera, afincado desde hace años en París, ha escrito estos textos directamente en francés, y transmite un consejo a los artistas checos: salid de vuestro nacionalismo cultural, escribid en una lengua universal; si no, no os conocerá nadie, no aportaréis nada…

Pedro Antonio Urbina

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares