Los perdedores de la Historia de España

Fernando García de Cortázar

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Planeta. Barcelona (2006). 618 págs. 22,50 €.

La historia de España es rica en perdedores y olvidados. Rescatar a algunos de ellos de la oscuridad es el objeto del último título de García de Cortázar, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto.

Señala el autor que hay perdedores indignos de reconocimiento, por lo que en ningún caso el libro constituye un lamento por una España que pudo haber sido y no fue. El término fracaso entraña múltiples significados, como múltiples son las causas que llevan a calificar de fracasado a un personaje o a un colectivo. Derrotados en el campo de batalla o en la tribuna política, exiliados de todos los tiempos, artistas oscurecidos al sufrir la desgracia de ser coetáneos de un genio, utópicos que se adelantan a su época o impenitentes reaccionarios aferrados al pasado…. Todos ellos están representados en las páginas de “Los perdedores…” en una difícil selección que busca el equilibrio entre personajes de diferentes períodos históricos.

En ocasiones el juicio histórico hace de un mismo personaje héroe y villano, triunfador y derrotado. Así san Hermenegildo, el príncipe mártir, no fue a ojos de muchos de sus contemporáneos sino un traidor a su propio padre y verdugo. O la conmovedora historia del poeta sevillano Blanco White, autor de algunos de los mejores versos escritos en lengua inglesa, sintiéndose él mismo perdido y presa de una terrible inquietud espiritual en su exilio británico.

Otros, como el pintor Luis Paret o José Bonaparte viven empequeñecidos a la sombra de genios como Goya y Napoleón. Trayectorias individuales o colectivas: judíos, mozárabes, los exilados españoles en la Unión Soviética que acabaron sus días en los “gulag” o las víctimas del terrorismo de ETA. El trasfondo de todos estos relatos es el conjunto de la historia de España, que García de Cortázar expone con una fluidez muy de agradecer en un momento dominado por el localismo historiográfico desligado de la historia nacional.

De las 23 historias que componen el libro rescatamos un episodio dramático y conmovedor: el periplo de los jesuitas expulsados por Carlos III y rechazados una y otra vez por la Europa ilustrada, racionalista y despiadada. Su penosa vida fuera de España es descrita con detalle gracias a las cartas y escritos de algunos de ellos.

Como ya hiciera en “Los mitos de la Historia de España”, el autor entiende la reflexión histórica como una forma de aproximación a las inquietudes y problemas actuales, sin caer en especulaciones eruditas que carecen de interés fuera del reducido ámbito académico.

En suma, una historia de España diferente, de tintes amargos pero escrita con una considerable dosis de ternura hacia sus protagonistas, así como el convencimiento de que ningún esfuerzo emprendido con verdadera convicción puede ser calificado de estéril.

Margarita Sánchez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares