Libros sobre el Gulag

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

::Historia::


–Aleksandr Solzhenitsyn. Archipiélago Gulag. Tusquets. Barcelona (2005). Tomo I: 832 págs. Tomo II: 816 págs. 24 € cada tomo.

El libro clave que en 1973 llamó la atención del mundo sobre la extensión del sistema concentracionario soviético.

–Anne Applebaum. Gulag. Historia de los campos de concentración soviéticos. Debate. Barcelona (2004). 670 págs. 25 €.

Un libro histórico de referencia, que valió a su autora, periodista del “Washington Post”, el Premio Pulitzer 2004.

–Orlando Figes, Los que susurran. La represión en la Rusia de Stalin. Edhasa. Barcelona (2009). 958 págs. 39,50 €.

Ningún otro sistema totalitario tuvo un impacto tan profundo en la vida privada de sus súbditos. A diferencia de otros libros sobre el mismo tema, en éste el punto de partida es la historia oral: diarios, memorias familiares, fotografías, documentos personales y, sobre todo, los miles de entrevistas hechas para conocer cómo vivieron su vida privada bajo el temor a caer en las purgas de Stalin.

–Stéphane Courtois (ed). El libro negro del comunismo. Crímenes, terror y represión Ediciones B. Barcelona (2010). 1.056 págs. 33 €.

Publicado por varios historiadores franceses, algunos ex militantes comunistas, es un repaso histórico exhaustivo de los crímenes perpetrados en nombre de la ideología comunista. Entre ellos se incluyen los cometidos en el sistema del Gulag.

 

::Testimonios::


–Varlam Shalámov. Relatos de Kolimá. Minúscula. Barcelona (2007). 354 págs. 18,50 €.

Varlam Shalámov (1907-1982) pasó 18 años en el Gulag. Primero de seis volúmenes, Relatos de Kolimá es, junto con los libros de Solzhenitsyn, el mejor retrato de la vida en los campos de concentración soviéticos, la mayoría en Siberia. Se han publicado ya cinco volúmenes.

–Evgenia Ginzburg. El vértigo. Galaxia Gutenberg. Barcelona (2005). 864 págs. 25,50 €.

El caso de Ginzburg revela la perplejidad de quienes fueron condenados siendo verdaderos comunistas. En estas páginas se suceden las persecuciones, las torturas, pero sobre todo las traiciones. En la primera parte de sus memorias, acepta la doctrina oficial de que Stalin fue una desviación del verdadero leninismo. Pero en “El cielo de Siberia”, la segunda parte, se desvanece su ideología. Es conmovedor asistir a su desengaño político y a su búsqueda de Dios.

–Janusz Bardach, Kathleen Gleeson, El hombre, un lobo para el hombre. Libros del Asteroide. Barcelona (2009). 480 págs. 23,95 €.

Este relato resalta la humanidad de las víctimas, que buscaban el sentido de sus vidas en medio del sufrimiento, la desesperación y la ignominia.

–Lev E. Razgón. Sin inventar nada. El polvo anónimo del Gulag. Alba. Barcelona (2006). 578 págs. 26,50 €. Traducción: Vicente Gallego.

La mayoría de los capítulos están dedicados a contarnos las historias de personas anónimas que Razgón conoció en los más de quince años de prisión, con las que entabló amistad y que le contaron su vida.

–Heda Margolius Kovály. Bajo una estrella cruel. Libros del Asteroide. Barcelona (2013). 272 págs. 17,95 €.

De origen judío y de familia acomodada de Praga, Heda cuenta en sus memorias cómo sufrió primero la persecución nazi y después la represión comunista contra ella y su marido. Aunque no habla directamente del Gulag, este testimonio muy bien escrito explica los mecanismos de represión que empleaba el poder soviético.

–Gustaw Herling-Grudziński, Un mundo aparte.Libros del Asteroide. Barcelona (2012). 360 págs. 22,95 €.

El polaco Gustaw Herling-Grudziński (1919-2000) revive los años que pasó en el Gulag soviético. Explica que los métodos estalinistas estaban pensados para anular todo atisbo de humanidad en los encarcelados.

–Pável Florenski, Cartas de la prisión y de los campos. Eunsa. Pamplona (2005). 310 págs. 18 €.

Solzhenitsyn afirmó que Florenski –científico y matemático, filósofo y pope ortodoxo– era la figura más grande de las engullidas por el gulag de las temibles islas Solovki.

Este libro recogen las cartas escritas a lo largo de los cuatro últimos años de su vida desde distintas prisiones.

–Nadiezhda Mandelstam. Contra toda esperanza. Acantilado. Barcelona (2012). 642 págs. 29 €.

La viuda del poeta Ósip Mandelstam, enviado a Siberia durante el estalinismo, describe en sus memorias el clima de sospecha y represión bajo el comunismo soviético.

 

::Novelas::


–Aleksandr Solzhenitsyn. Un día en la vida de Ivan Denísovich. Tusquets. Barcelona (2008). 218 págs. 18 €.

La única obra de Solzhenitsyn que se publicó en la Unión Soviética en 1962. Inspirada en su propia experiencia, describe minuciosamente los acontecimientos de un día de diversos personajes en el campo de trabajos forzados.

–Victor Serge. El caso Tuláyev. Alfaguara. Madrid (2007). 429 págs. 19,50 €.

El anarquista Victor Serge cuenta en esta novela la evolución de distintos acusados dentro de la maquinaria del régimen soviético hasta que caen en desgracia. Todos son personas que creyeron en la Revolución. El propio Serge fue deportado a Siberia en 1933, aunque se le permitió abandonar el país gracias a la intervención de André Gide y de otros intelectuales.

–Monika Zgustova. La noche de Valia, Destino. Barcelona (2013). 352 págs. 19 €.

Monika Zgustova es una escritora y traductora checa asentada en España. Esta novela se inspira en sucesos reales que conoció en diferentes entrevistas que tuvo con mujeres rusas que fueron víctimas del Gulag.

–Jirí Weil. Moscú: frontera. Ediciones del Oriente y del Mediterráneo. Madrid (2006). 462 págs. 19,50 €.

Publicada en 1937, poco tiempo después de una larga estancia del checo Jirí Weil en la Unión Soviética, “Moscú: frontera” es uno de las primeras novelas que testimonian la deriva represiva y totalitaria del régimen soviético.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares