Las contradicciones culturales de la maternidad

Las contradicciones culturales

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

de la maternidadThe Cultural Contradictions of MotherhoodPaidós. Barcelona (1998). 303 págs. 2.900 ptas. Traducción: Cristina Piña.

Sharon Hays, profesora de Sociología y Estudios de la Mujer en la Universidad de Virginia, plantea con ánimo científico y a veces provocador el gran problema de la mujer contemporánea y, en este caso, norteamericana: crianza y educación de los hijos y/o profesión. Analiza la autora el modo actual de crianza infantil, no ya como una cultura, derivada de la naturaleza misma de la maternidad, sino como una ideología asumida por las mujeres de hoy y por la sociedad entera.

Hoy se ha implantado la ideología de la maternidad intensiva con tres principios fundamentales. Primero, inversión de una enorme cantidad de tiempo, energía, dinero y desgaste emocional en la crianza de los hijos. Segundo, desprecio inicial de la aportación paterna a dicha crianza (los hombres son “enanos emocionales” con “mentes unilaterales” que sólo entienden lo relativo a ganarse el pan). Tercero, consideración de los niños como seres sagrados, inocentes, puros por naturaleza, que constituyen el polo opuesto de una sociedad mercantilista.

Hays utiliza dos fuentes: los manuales sobre crianza infantil más vendidos en Estados Unidos -los de Benjamin Spock, T.D. Brazelton o Penelope Leach- y entrevistas a númerosas madres norteamericanas de muy diversas circunstancias personales, familiares y laborales. Quizás estos testimonios de madres sean lo más ameno del libro.

Para Hays, la misma sociedad que difunde una ideología que insta a las madres a dar con abnegación su tiempo, dinero y amor a los sagrados niños, al mismo tiempo les impulsa a ser individualistas y ambiciosamente competitivas en el trabajo. ¿Cuál sería el remedio a esta contradicción cultural básica? Sorprende que, tras un planteamiento original, la solución de Hays no lo es tanto. A maternidad intensiva… paternidad, al menos, razonable. “Cuanto más participen los hombres en la crianza infantil (…) más probable será que tengan éxito los intentos de convencer a empresarios y legisladores de que ofrezcan instituciones de cuidado infantil subsidiadas, trabajos compartidos, tiempo flexible y permisos laborales para padres”.

Mercedes Tauler

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares