La vida cotidiana en Roma en el apogeo del Imperio

Jérôme Carcopino

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Temas de Hoy. Madrid (1993). 383 págs. 700 ptas.

Jérôme Carcopino, un experto francés en la civilización romana, marcó un hito en la divulgación histórica de alto nivel con la publicación en 1939 de este libro, que ha resistido perfectamente el paso del tiempo.

La obra comienza presentando el marco de la vida romana, incluidos el medio físico (la ciudad, sus casas y su organización) y el moral (la sociedad, el matrimonio y la familia, la educación y la cultura). Después se describe un día cualquiera en la vida de la metrópoli, con sus sucesivas fases: el aseo, las ocupaciones, los espectáculos, las comidas. El estudio se centra sobre todo en los mandatos áureos de Trajano (98-117 d.C.) y de Adriano (117-138), momento este de máximo poder y prosperidad.

Carcopino ofrece muchos datos de detalle, junto a grandes perspectivas históricas, aderezadas siempre con citas y anécdotas que logran hacer viva la historia. Se echa de menos, sin embargo, ilustraciones que orienten al lector en las constantes referencias a los lugares de la urbe.

Con amenidad, con la pasión de un admirado conocedor, el autor opta por la intrahistoria romana, apoyado en los datos de observadores como Petronio, Juvenal, Marcial o Plinio el Joven. En el aspecto religioso, observa que la sed de espiritualidad del pueblo romano favoreció un movimiento que atrajo a las conciencias más reacias al hieratismo y artificialidad del culto tradicional romano, abonando de esta manera el terreno para la llegada del cristianismo. A lo largo de su descripción de la vida en la urbe, Jérôme Carcopino sabe mostrar los puntos flacos del Imperio Romano -sus paradojas morales-, que pondrían fin a su esplendor.

Juan Pablo Ortiz de Zárate