La geopolítica de la emoción

Samuel Huntington predijo que la mayor fuente de conflictos internacionales en el siglo XXI no sería ya el enfrentamiento ideológico, sino el choque de civilizaciones. Dominique Moïsi, reconocido analista francés en el campo de las relaciones internacionales y fundador del IFRI, uno de los más conocidos think tanks franceses, prefiere hablar de un choque de emociones, identificadas como la esperanza, la humillación y el miedo. Moïsi asocia cada una de ellas a un conjunto geopolítico.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Su último libro La Géopolitique de l’émotion (1) presenta la originalidad de trazar en el actual escenario de la globalización un mapa de las emociones. La esperanza es para los países de Asia, en especial China y la India; la humillación caracteriza al mundo árabe y musulmán; y el miedo invadiría a Europa y EE.UU. Otras zonas como Rusia, África subsahariana y América Latina no estarían asociadas a este mapa, sino que participarían al mismo tiempo de las tres referidas

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción