La convivencia

Miguel-Ángel Martí García

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

EUNSA. Pamplona (1995). 126 págs. 1.000 ptas.

A lo largo de sesenta y dos breves capítulos, Miguel-Ángel Martí, como experto conocedor de la filosofía y la antropología, nos plantea el proyecto de aliviar las dificultades que la persona se encuentra en su faceta de socialización, a través de la aplicación práctica de virtudes humanas concretas. En el equilibrio en el uso de estas virtudes se encuentra el éxito de la convivencia. Sin embargo, antes de entrar a desgranar cada una de ellas, el autor analiza los elementos que construyen el concepto “convivencia”: la persona, el código ético, el lenguaje (“convivir es hablar”), la urbanidad, etc,. Individualmente, estos elementos carecerían de sentido; pero la combinación de ciertas cualidades como el respeto, la amabilidad, la inteligencia, la comprensión, etc., aplicadas a los conceptos anteriores determina que todo, en conjunto, desarrolle plenamente la efectividad de la convivencia.

Sin embargo, no todo invita a relacionarse con los demás. Como contrapunto, hay defectos claramente dañinos, como la ironía, o instrumentos que convertirse en obstáculos para la convivencia, como la televisión. En estas ocasiones el autor prefiere descender al detalle para luego elevarse a la generalización filosófica; por ello, el lector tiene la sensación de ser aconsejado amablemente y no abrumado por unas normas rígidas y una casuística repetitiva.

Pocos libros sobre relaciones humanas logran despertar tanto optimismo; la convivencia bien vivida supone una luz para el hombre en su búsqueda de la felicidad con los medios a su alcance, porque su felicidad reside “en él mismo y desde él mismo en los otros y en el Otro”.

Carlos Segade

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares