Franco, Caudillo de España

Paul Preston

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Grijalbo. Barcelona (1994). 1.044 págs. 4.950 ptas.

El hispanista británico Paul Preston, profesor de historia internacional en la London School of Economics, es autor de diversas obras sobre la guerra civil española y la historia más reciente de nuestro país. Sus aportaciones anteriores son superadas en esta biografía de Franco, que sin duda influirá más en los países de habla inglesa que en España.

Se trata de un libro minucioso, que combina bien erudición y divulgación. Aunque, por lo general, no ofrezca campos nuevos de investigación, sí resume lo que sabemos sobre el general, a partir de una bibliografía muy amplia. Resulta así un libro extenso donde predomina lo narrativo sobre lo analítico, y la utilización de bibliografía ajena sobre el recurso a fuentes inéditas.

Lo mejor del libro es la definición que se hace del hombre Franco. Lo peor es que Preston no sabe prescindir del tono beligerante: su relato recuerda los modos de la oposición antifranquista de los años setenta. Entonces era un arma para el combate político. Ahora no parece que la democracia necesite tales “defensas”.

Este defecto se manifiesta en el enfoque de actitudes y posiciones de las izquierdas de los años treinta, que -no lo olvidemos- no son las de ahora. Su parcialidad es clara al explicar las causas de la guerra civil, atribuida a una reacción de la derecha frente a la política social de la República. No le falta razón al historiador Carlos Seco cuando advierte que Preston acude a un doble procedimiento para salvar su tesis: “Ignorar cuanto no conviene a aquella, y convertir cuanto es error de la izquierda en resultado de maquiavélicas tramas de la derecha”. Otro historiador que se ha ocupado de Franco, Javier Tusell, reconoce que esta biografía “en el momento presente no tiene competidora [en volumen y en personalidad] en su género”. Pero le achaca que “no está libre de emplear un exceso de calificativos” en su condena retrospectiva de Franco y de falta de crítica de las fuentes en el periodo de 1960 a 1975. En efecto, a falta de monografías sobre esos años finales de Franco, Preston se basa demasiado en una bibliografía de batalla, de nivel periodístico, en la que los denominados estudios no pasan del nivel del reportaje. En suma, el libro de Paul Preston será un punto de referencia obligado, pero tampoco puede calificarse de biografía “definitiva” de Franco.

Juan Domínguez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares