En tiempos difíciles mantenga unida a su familia

TÍTULO ORIGINALKeeping Your Family Together When the World Is Falling Apart

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Javier Vergara Editor. Buenos Aires (1992). 334 págs. 2.000 ptas. Edición original: Bantam Doubleday, (1992).

Las familias tienen problemas, pero casi todos tienen solución. Esta es la convicción del psicólogo norteamericano Kevin Leman, padre de cuatro hijos y conocido publicista sobre temas familiares. En este libro describe su plan de acción, lo que él denomina la Disciplina de la Realidad, con el que se trata de estimular el amor, el mutuo respeto y la autodisciplina de cada uno de los miembros de la familia.

Tal disciplina no es una lista de reglas que hay que obedecer, sino más bien una serie de principios en los que se pueden inspirar los padres en su relación y en la educación de los hijos. Son principios que pertenecen a la sabiduría práctica del sentido común (equilibrar la responsabilidad con el perdón, guiar con la acción y no sólo con las palabras…). Pero Leman sabe sacar de ellos consecuencias perspicaces y concretas para problemas de la convivencia familiar.

El libro de Leman es fruto de su larga experiencia como asesor familiar y como padre. Precisamente a estos les advierte que el trabajo no lo es todo y que no existe “nadie que pueda ocupar su lugar en casa”. El marido debe dedicar tiempo a las pequeñas tareas domésticas, escuchar a su mujer y reservarse algún tiempo sólo para ellos. También importa no perder de vista lo esencial. Al final de la vida de un hombre o de una mujer, “el hecho de mirar hacia atrás y ver todos sus éxitos profesionales no le reportará mucho alivio”.

El espíritu humano tiene una serie de prioridades y su conciencia le preguntará: ¿Dedicaste tiempo a conocer a tus hijos? ¿Tuviste verdaderos amigos o, simplemente, buscaste compañeros para jugar al tenis o al golf? ¿Llegaste a considerar a tu cónyuge como tu mejor amigo? ¿Diste gracias a Dios por la belleza de la creación y por el don de tu familia? Pues la dimensión espiritual, dice Leman, es un área crucial, pero a menudo ignorada, en el matrimonio.

Dentro de un estilo muy americano, con múltiples ejemplos y sugerencias prácticas, el libro de Kevin Leman puede dar pistas para fortalecer la familia.

Carlos Cachán