El desarrollo de la España contemporánea

Gabriel Tortella

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alianza. Madrid (1994). 429 págs. 2.900 ptas.

El autor, experto en historia bancaria y en otros aspectos de la economía española decimonónica, como el ferrocarril y la industria, presenta en esta obra un ambicioso panorama que abarca toda la economía española en los siglos XIX y XX. La estructura del libro, al ordenar el estudiopor sectoreseconómicos dentro de cada centuria, ayuda -por su orden y claridad- a la comprensión de la evolución global de la economía española.

Pero la unidad de la obra viene determinada sobre todo por la interpretación que hace de la historia económica de España. El propósito del autor es explicar el atraso económico español. Tortella destaca dos tipos de causas: las geográficas y las culturales. Las más importantes son las culturales, ya que España no supo vencer las pobres condiciones naturales debido, sobre todo, a su bajo nivel de capital humano; es decir, a la escasa formación de la población en su conjunto.

La escasez de capital humano tuvo efectos negativos duraderos sobre las fuerzas que debían impulsar la modernización económica: el Estado, la banca, los empresarios… De este modo, sus estructuras y comportamientos fueron más lentos y reacios a la liberalización y apertura internacional.

Entre los factores que retardaron el desarrollo, Tortella incluye a la Iglesia católica por sus actitudes contrarias al liberalismo económico y a la difusión de la cultura. No se trata de negar los errores cometidos por católicos; pero, si se considera la enseñanza como base del desarrollo, se debe reconocer también que en España la labor de la Iglesia en materia educativa no ha sido superada por nadie.

Optimista ante el futuro, Tortella sin embargo advierte que España todavía está lejos de alcanzar la soñada media europea. Incluso dice que esa meta permanecerá “como un ideal inalcanzable” mientras gobernantes y ciudadanos no se decidan a “hacer los sacrificios necesarios para que el sistema educativo mejore a todos los niveles” y mientras persistan un sector público ineficiente y “unos hábitos de pensamiento y conducta intervencionistas, recelosos hacia los mecanismos de mercado y la lógica de la libre concurrencia”.

El estilo claro y directo hace agradable la lectura de este libro eminentemente científico. El autor ha hecho un gran esfuerzo por ilustrar cada capítulocon cuadros y gráficos que apoyan sus afirmaciones.

Rafael Gallardo

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares