comoganarlgiro_FINAL

Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2021)

Nº PÁGINAS488 págs.

PRECIO PAPEL21,90 €

PRECIO DIGITAL8,99 €

GÉNERO,

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Dentro de la literatura deportiva, los libros dedicados al ciclismo gozan de una larga y prestigiosa tradición. Escribir sobre ese deporte implica profundizar en la grandeza del ser humano y, en ocasiones, también en su mezquindad. El ciclismo es un cóctel en el que se entremezclan la épica, la tragedia y algunos rasgos de la comedia más chusca. El escritor Ander Izagirre, autor de célebres libros de viajes como Los sótanos del mundo, y que ya había escrito antes sobre el Tour de Francia en Plomo en los bolsillos, se adentra ahora en los grandes protagonistas y aventuras del Giro de Italia.

El libro comienza explicando el origen de esta carrera organizada por la Gazzetta dello Sport en 1909. En aquellos años, el ciclismo era, evidentemente, muy distinto. Las etapas comenzaban de madrugada y duraban catorce, dieciséis o dieciocho horas. Para afrontar aquellas jornadas brutales, la primera regla del ciclista era comer todo lo posible, razón por la que algunos incluso llegaban a beber sangre de buey, como alude el título del libro.

Desde el principio el Giro fue siempre un reflejo de la historia y de la sociedad italiana, y en aquellos años sirvió para construir y dar a conocer un país. Pero el autor, sin perder nunca de vista el marco histórico (en ocasiones tan decisivo como las guerras mundiales), prefiere detenerse en la singularidad y el carácter de los ciclistas que hicieron grande el Giro: personajes como Gerbi, el Diablo Rojo, que siempre vestía de ese color, o Alfonsina Strada, que compitió contra hombres en el Giro de 1924. Especialmente emocionante es la gran rivalidad entre Bartali y Coppi, que dividía al país en dos y a la vez lo unía en el ciclismo. Por entonces, además, se corría de una manera más salvaje, menos sofisticada: Coppi ganó el Giro de 1949 con una fuga en solitario de 192 km a través de cinco puertos alpinos. La gente creía que la “gesta más loca es la más bella”.

Otros personajes que pasan por las páginas del libro son Gaul, Anquetil o Merckx –con su afán caníbal por imponerse en todas las pruebas que disputase, ya fuera en montaña, contrarreloj o esprint–, y los españoles que les hicieron frente. Otras veces, Izagirre se centra en anécdotas más cómicas, como las tácticas de Luigi Malabrocca para ser el último y llevarse el consiguiente premio, puesto igualmente disputado y que no siempre conseguía. El autor también trata del uso y abuso de estimulantes en la gran prueba italiana, pues llegó un momento donde no era fácil afirmar qué victorias eran legítimas y cuáles no. Izagirre se detiene especialmente en los casos de consumo de EPO y en el ascenso y caída de Marco Pantani.

El resultado es un libro ágil, ameno y repleto de anécdotas. Destaca especialmente la capacidad del autor para crear retratos inolvidables y para describir ambientes que denotan su amor por el ciclismo: “Allí, entre la bruma del Galibier, entre el vaho de las respiraciones agónicas a 2.500 metros de altitud, entre la aureola del asfalto mojado y los faros de las motos, Pantani salió lanzado en su aparición más conmovedora. Agarrado abajo, bailando en la lluvia, con la boca abierta en un gesto feroz”.

Este libro gustará a los amantes del deporte, y del ciclismo en particular, pero en realidad es un apasionante relato de aventuras: frente al Tour, que resulta demasiado prudente, el Giro es más anárquico, caótico y divertido, y sigue regalando momentos de la vieja épica, donde siempre puede pasar cualquier cosa.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.