Como convencer eficazmente.indd

Cómo convencer eficazmente

Palabra.

Madrid (2014).

163 págs.

13 €.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cabría pensar, por el título, que se nos ofrece un texto más de autoayuda, pero el libro de este profesor madrileño afincado en Alemania, donde es catedrático de Traductología en Lenguas Románicas y profesor de Retórica en la Universitaet des Saarlandes (Sarre), es mucho más que esto, como se sugiere en el subtítulo: hacia una retórica anclada en la personalidad y en los valores.

Es probable que, si preguntáramos sobre el sentido y significado de la palabra retórica, muchos la equipararan a manipulación, habilidad para convencer a toda costa…; y que se nos ofrecieran ejemplos sacados de la publicidad, de los debates políticos o de las tertulias radiofónicas o televisivas. Es decir, parece un término un tanto desprestigiado o por lo menos sospechoso.

Sin embargo, no siempre ha sido así. Aunque en toda época ha habido manipuladores y sofistas, para los clásicos griegos y latinos, para los universitarios medievales, para los humanistas del Renacimiento, la retórica era un arte fundamental, relacionado intrínsecamente con la búsqueda de la verdad, con el conocimiento, con la sabiduría, con el buen razonar, y orientado a la formación de los destinatarios del discurso. Es decir, se buscaba la armonía entre logos, pathos y ethos.

Esto lo expone con precisión el profesor Gil en la versión en castellano de este texto editado antes en alemán. Hay abundantes orientaciones prácticas y ejemplos para comunicar con acierto, pero en un contexto más amplio, en el que el autor ahonda en lo que significa o debería significar la comunicación entre personas: rigor argumentativo, respeto al otro, interés por ayudar, rechazo de la vanidad, de la adulación, del pragmatismo que busca únicamente el propio interés por encima de todo y a cualquier precio.

Alberto Gil nos familiariza con los grandes retóricos de la antigüedad y sus planteamientos (Sócrates, Platón, Cicerón, Quintiliano), pero también con las aportaciones modernas de la lingüística, que conoce bien, sin olvidar los debates escolásticos medievales, etc. Incluye, además, un capítulo muy interesante sobre qué es y cómo funciona la anti-retórica o manipulación. El resultado es un libro repleto de ideas valiosas, que ayudan a la reflexión, y de sugerencias prácticas para comunicar eficaz y honradamente.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares