Breviario mediterráneo

Destino. Barcelona (2008). 342 págs. 19,50 €. Traducción: Luisa Fernanda Garrido y Tiomir Pistelek.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Predraj Matvejevic (Mostar, 1932), hijo de ruso y croata serbo-bosnia, estudió arte en Zagreb y literatura en La Sorbona. Vivió en Francia durante las guerras que acabaron con la unidad de Yugoslavia, y en la actualidad es profesor de lenguas eslavas de la Universidad de La Sapienza, de Roma. Columnista y ensayista, directivo del Pen Club, tiene publicados varios libros y está considerado como un escritor prestigioso y un intelectual respetado.

Breviario mediterráneo es un libro difícil de clasificar. Quizás, para describirlo, se le puede aplicar la segunda acepción que del sustantivo de su título, breviario, da el diccionario de la Real Academia: “Resumen o compendio de una obra extensa, que expone lo más fundamental o preciso de la materia tratada en ella”. Porque, efectivamente la obra trata del Mediterráneo de un modo muy extenso y de una manera muy resumida, a la vez que llena de encanto, casi cariño podría decirse, en cada una de los centenares de anécdotas, historias, lugares, cosas, animales, ideas, expresiones, palabras relativas al Mare Nostrum.

Prologado por Claudio Magris en una introducción que titula “Por una filología del mar”, Matvejevic lo divide en tres partes, que denomina “Breviario”, “Mapas” y “Glosario”. Tiene casi trescientas notas y más de mil quinientas entradas por el índice onomástico final. Habla de etimologías de la palabra mar o de la legislación sobre la sal a través de la historia; de los mapas estratégicos o los cordajes de los barcos; de hombres importantes de la historia mediterránea o de las algarrobas. Dice cosas como esta: “La meditarreneidad no se hereda, sino que se alcanza. Es un honor, y no una ventaja. No se trata sólo del pasado o de las tradiciones, la historia o el patrimonio, la memoria o la pertenencia. El Mediterráneo es el destino”.

Este libro, ¿es una poesía, una colección de microrrelatos, un libro de citas, de miniensayos, o un desiderátum de bibliófilo? No se sabe muy bien; pero es un libro entrañable, para consultar y guardar como algo casi familiar, porque parece conservar entre sus páginas la esencia de ese cálido mar tan cercano.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares