Breve historia de la cultura

TÍTULO ORIGINALIn Search of Cultural History

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Península. Barcelona (2004). 207 págs. 18 €. Traducción: Carlos Manzano y Luis Alonso López.

Este libro contiene algunas conferencias que el insigne historiador del arte Ernst H. Gombrich (1909-2001) impartió en Inglaterra, durante la segunda mitad del siglo pasado. El título castellano resulta algo engañoso. Quizá se pretende evocar el éxito anterior de Breve historia del mundo. Pero en este caso no se trata de una síntesis del desarrollo de la cultura. El título original alude a los problemas que plantea la historia de la cultura. Con este telón de fondo, las conferencias reunidas navegan por diversas aguas: la concepción del progreso de la cultura como obra del individuo, la relación entre la historia del arte y la historia social, la objetividad de los valores artísticos, la restauración de la independencia del arte frente al determinismo social.

Gombrich se muestra perplejo ante el grado de especialización de las enseñanzas universitarias de las últimas décadas, sin que exista la base de un conocimiento general de la cultura y la historia del mundo occidental. Esta carencia de profundidad en los ambientes universitarios, y la ignorancia fuera de ellos, lleva a exclamar al autor que “Miguel Ángel, Rafael, Rubens y Rembrandt… no son sólo objetos del estudio histórico del arte, o inversiones, o símbolos de posición social para los coleccionistas. Son centros de atracción y repulsión a los que amar, admirar, criticar o rechazar, fuerzas vivas que nos afectan profundamente”.

Como última consecuencia de todo ello, Gombrich se manifiesta contrario a una concepción hegeliana de la historia de la cultura donde el individuo pierde su papel protagonista frente al movimiento del espíritu que se va transformando por medio de distintas encarnaciones.

Al mismo tiempo, formula una dura crítica contra la “pobreza de las filosofías historicistas, que examinan todas las manifestaciones estilísticas como expresión de la esencia profunda de la ‘época’, la nuestra u otra”. Se trata de un libro lleno de sabiduría y sencillez, pero puesto en escena con atractivo buen humor y con inteligencia.

José María Fernández Fuentes

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares