Así piensa el Papa

Covadonga O'Shea

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Temas de Hoy. Madrid (1999). 270 págs. 2.000 ptas.

Un modo de intentar neutralizar a un personaje es silenciarle; otro, encasillarle para dar la impresión de que ya sabemos lo que ha dicho y lo que puede decir. Con Juan Pablo II no es fácil, pues una y otra vez sorprende con una iniciativa, un gesto, una palabra que le coloca en el centro de la atención pública. Aquellos a los que el Papa saca de sus casillas, tienden a despachar su mensaje con chácharas del tipo: “un Papa progresista en lo social y conservador en lo moral”, lo que equivale a reconocer que no es tan acomodaticio como les gustaría.

Pero también el que quiere conocer con más precisión el mensaje de Juan Pablo II puede sentirse abrumado por la abundancia de discursos y documentos en un pontificado largo y pródigo en escritos. Por eso es tan oportuna la mediación que ofrece Covadonga O’Shea entre las inquietudes del lector y el pensamiento de Juan Pablo II. De las enseñanzas del Papa, ha acotado varios temas de interés para un público amplio: la autenticidad del amor, la situación de la mujer, el respeto de la vida, la familia, el papel de la juventud, los rasgos de una sociedad más justa… Sobre cada uno de ellos ha formulado unas preguntas en las que se advierte su gran experiencia periodística para recoger las inquietudes de la calle, sin eludir objeciones y malentendidos. Y los ha respondido espigando entre los documentos y declaraciones de Juan Pablo II, en busca de las frases que pueden sintetizar mejor su pensamiento.

El resultado es una especie de entrevista ideal, que logra hacer ver que el pensamiento del Papa Juan Pablo II sobre esos temas es coherente y renovador. Como en tantas entrevistas de tú a tú que realizó durante sus largos años como directora de la revista Telva, Covadonga O’Shea sabe preguntar lo que interesa y dar cauce a la respuesta que refleja al personaje. Un ejemplo de cómo el buen hacer periodístico puede hacer accesible un pensamiento rico en matices.

Juan Domínguez