Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El auge de las series para plataformas llega ahora también al género de la Historia Sagrada. The Chosen (Los elegidos) es la primera serie de varias temporadas sobre la vida pública de Jesús. La producción norteamericana, con un reparto internacional, narra desde el punto de vista de las personas que rodean al Mesías; de ahí su título.

La productora VidAngel –relacionada con el protestantismo evangélico– se dio a conocer como prestataria de servicios de streaming que permiten omitir cualquier contenido de mal gusto. El guion y la dirección de The Chosen se confiaron a Dallas Jenkins, quien había producido ya para su comunidad evangélica el corto The Shepherd, sobre el nacimiento de Jesús desde el punto de vista de un pastor. Para garantizar la fidelidad a los Evangelios y al contexto histórico, la serie cuenta con el asesoramiento por parte de un sacerdote católico, un pastor protestante y un rabino. Dallas Jenkins señala: “Queremos sencillamente acercar la Biblia a los espectadores sin interpretar ni crear nada nuevo”.

La fidelidad a las Escrituras se manifiesta en la reproducción literal de diálogos y de escenas. El guion muestra especial maestría en la fusión de pasajes evangélicos literales con añadidos de ficción. Con todo, ha de rellenar ciertas “lagunas” en relación con el carácter de algunos personajes conocidos –bien conseguido en el caso de Simón Pedro, de Nicodemo o de María Magdalena; menos logrado en el de Mateo y especialmente en el de la Virgen María–. O incluso dar vida a personajes de los que apenas se habla en los Evangelios, como es el caso de Salomé y Zebedeo, los padres de Juan y Santiago; y principalmente de la mujer de Pedro, a quien se da el significativo nombre de Edén y que es una de las figuras más interesantes de esta primera temporada. La escena en que Jesús le revela su papel dentro de la Redención, su propia vocación, es uno de los momentos más emotivos de The Chosen. Entre los seguidores de la serie, goza de especial popularidad el capítulo tercero, en el que Jesús se encuentra con un grupo de niños.

Aquí, como en muchos otros momentos, se aprecia una notable dosis de humor, que pone contrapunto a escenas cargadas de emoción y ayuda a mostrar la humanidad de Jesús; en este sentido destaca asimismo la sobriedad, la naturalidad con que Jesús obra milagros. El católico Jonathan Roumie, que interpreta a Jesús, subraya la ayuda de la oración para su papel: “Rezar el rosario me da paz. Interpretar a Jesús es un gran honor no solo para mi carrera, sino para mi vida”.

The Chosen no está disponible en las plataformas habituales, sino a través de una app de Apple o Android para teléfono móvil o tableta. Aquí se ofrece la serie en varios idiomas (el español es una especie de koiné comprensible en diferentes países hispanohablantes) y con subtítulos en más de 30 lenguas. Desde la app hay posibilidad de conectarla con una pantalla de televisión.

La serie también está disponible, en inglés con subtítulos en inglés, en YouTube; y sin subtítulos, en la web de la productora.

La primera temporada puede visionarse gratuitamente, aunque en la app aparecen repetidas llamadas a apoyar económicamente el rodaje. The Chosen se financió gracias al crowdfunding. De hecho, la serie ha establecido el récord de financiación por donativos (para la primera temporada, más de 19.000 personas donaron en total 10 millones de dólares). La segunda temporada se estrenará en breve y ya se está financiado la tercera. A pesar de las complicaciones técnicas que pueden alejarla del público menos habituado a utilizar apps, la serie lleva cerca de los 90 millones de visionados en 142 países. Y es que, aun con esas barreras, es una producción que vale la pena.