Un libro de Vittorio Messori sobre el Opus Dei

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 29s.

Roma.- El periodista y escritor italiano Vittorio Messori ha convertido cada uno de sus libros en best-seller: una empresa poco común, sobre todo tratándose de argumentos religiosos. Lo demuestra el millón y medio de ejemplares de su Hipótesis sobre Jesús. A este libro, publicado en 1976 y continuamente reeditado desde entonces, se podría añadir Informe sobre la fe, la famosa entrevista con el cardenal Ratzinger.

Pero no son casos aislados: otros dos libros suyos figuran entre los más vendidos en Italia durante 1993. Uno de ellos, ¿Padeció bajo Poncio Pilato?, se acaba de publicar en español. El fenómeno se está repitiendo con su último trabajo, Opus Dei. Un’indagine (“Opus Dei. Una investigación”), editado por Mondadori, que ha superado ya los cuarenta mil ejemplares desde que llegó a las librerías italianas, hace menos de tres meses.

Su investigación sobre el Opus Dei la explica así: “Soy un periodista que se ocupa de temas religiosos, y he encontrado natural, en un cierto momento de mi actividad profesional, tratar de entender más y mejor esa especie de ‘agujero negro’ de la historia de la Iglesia que es el Opus Dei. Me explico: yo mismo me he dado cuenta de que conocía poco y mal el Opus Dei”.

Tras dos años de trabajo, y afrontando el tema con objetividad -“con la solidaridad del creyente, pero sin prejuicios positivos ni negativos”-, ha examinado, sobre todo, las acusaciones principales que se han lanzado a la opinión pública contra esta institución de la Iglesia. “He llegado a la conclusión honesta y objetiva, me parece, de poder decir en conciencia que muchas de las cosas que se cuentan del Opus Dei son calumnias o incomprensiones, o cosas de este tipo”.

A Messori le ha llamado la atención “cómo los hombres y mujeres del Opus Dei concilian una profesionalidad moderna con la piedad tradicional”. En su opinión, lo más difícil de entender y explicar del Opus Dei es cómo sus miembros conjugan la fidelidad a la doctrina, a la fe y a las costumbres, con el pluralismo en las opciones sociales y políticas. “Uno piensa que el Opus Dei es monolítico… y en realidad lo es, pero en lo que se refiere a lo esencial, a la fe, la doctrina; pero luego existe ese gran pluralismo, que he comprobado yo mismo”.

Una de las pruebas más claras de esa diversidad la encontró mientras preparaba su libro. Entonces “se celebraban las elecciones municipales de Roma y el tema estaba en la calle. Encontré gente del Opus Dei que votaba por Rutelli (izquierda), otros por Fini (derecha) y otros que pensaban abstenerse: estaban representadas las tres opciones posibles, pues era el segundo turno electoral, con sólo dos candidatos. Y lo más indicativo es que quien optaba por uno no acusaba a los otros de hacer opciones ‘menos católicas'”.

Aunque no conoció al fundador del Opus Dei, reconoce que tiene sobre él un juicio histórico con perspectiva italiana: “Al pensar en él no puedo menos que reflexionar sobre uno de los misterios de España: la fidelidad histórica de los iberos a Roma, que nace ya con el imperio romano. En su última fase, los emperadores romanos no se fiaban de nadie, porque temían ser asesinados: sólo confiaban en los voluntarios ibéricos, que integraban su guardia personal. Eran los únicos que daban garantías de fidelidad al emperador. Esta fidelidad se ha manifestado también en la historia de la Iglesia. Cuando Roma tenía necesidad de ayuda, llegaba puntualmente un español. Domingo de Guzmán con los dominicos, en el período de la crisis medieval y las luchas con los cátaros, etc. Ignacio de Loyola, en el período de la crisis de la Reforma. Josemaría Escrivá, en el período de la crisis contemporánea. Es singular este misterio: España siempre ha dado a Roma ‘tropas selectas’, expresando el sentido de universalidad, de catolicidad, en torno a Roma. Como italiano, lo puedo decir”.

Diego Contreras

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares