Un 64% de la población mundial confía en las instituciones religiosas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 51s.

La Encuesta Mundial de Valores, patrocinada por la Fundación BBVA, y cuyos datos para 1999-2002 se publicaron este verano, sitúa a las instituciones religiosas como las que cuentan con mayor confianza de la gente (64%).

La investigación ha sido coordinada por el sociólogo norteamericano Ronald Inglehart, que desde los años 70 colabora con el Eurobarómetro de la Unión Europea. La primera edición de la encuesta (1981) se limitaba a diez países europeos y fue seguida por estudios más amplios en 1990-91 y 1995-96. Las 200.000 personas entrevistadas en esta cuarta edición son una muestra del 85% de la población mundial concentrada en “81 sociedades”. El objetivo esencial de la encuesta es predecir los “cambios culturales” preguntando a la gente qué piensa y espera de su propia vida.

La religión es el principal valor a escala mundial, o para ser exacto, aquel en que más personas declaran encontrar “consuelo y fortaleza”. El porcentaje de respuestas afirmativas varía del 100% de Egipto al 33% de Suecia, siendo la media mundial de confianza en alguna institución religiosa el 64%. España, con un 83,43% de católicos (bautizados), queda por debajo de la media mundial, con un 54% de personas “confortadas” por la religión y un 42% que confía en la Iglesia.

Mayor coherencia con su adscripción sociológica a una religión muestran -siempre por encima del 70% y en orden ascendente- Italia, Chile, Grecia, Argentina, Estados Unidos, Croacia, Polonia, India, Rumanía, Sudáfrica, Brasil, México, Turquía, Uganda, Tanzania, Pakistán, Nigeria, Marruecos y Egipto. Menos de un 50% de personas encontrarían “consuelo y fortaleza” en la religión y en instituciones religiosas -en orden descendente- en Australia, Hungría, Eslovenia, Reino Unido, Francia, Japón, Dinamarca y Suecia.

Estados Unidos es el principal país desarrollado que se sale de los cánones de sus compañeros, al presentar un porcentaje de “apego” a la religión del 80% y un 75% que confía en alguna institución religiosa. En las fuerzas armadas confía un 61% de la población “mundial”, en los gobiernos un 50%, en las grandes empresas un 47%, en la prensa un 44%, en los parlamentos un 41% y en los partidos políticos un 30%.