Reforzado el papel de la Santa Sede en la ONU

publicado
DURACIÓN LECTURA: -1min.

Naciones Unidas

Por resolución adoptada el 1 de julio, la Asamblea General de la ONU ha decidido dar a la representación de la Santa Sede los mismos derechos y privilegios de que gozan los otros observadores. La Santa Sede tenía estatuto de observador permanente, pero con facultades limitadas. A partir de ahora, podrá participar en los trabajos de la Asamblea sin intermediarios: no tendrá que pedir permiso para intervenir en los debates, tendrá derecho de réplica y podrá proponer documentos y presentar cuestiones de procedimiento. Como todos los observadores, seguirá sin tener voto en la Asamblea.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.