Muere una monja que pasó 80 años en la clausura

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Bélgica

Las monjas de clausura deben de llevar una vida bastante sana, a juzgar por su frecuente longevidad. Pero el récord lo ha batido la hermana Alberta (María Vansprengel), que ha muerto a los 111 años en un convento de Konticht (Bélgica) donde ingresó como novicia en 1905. Nacida en la ciudad belga de Turnhout en 1882, era la persona más anciana de todo el Benelux. En sus más de 80 años de monja, nunca abandonó el convento.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares