Miles de jóvenes europeos acompañarán al Papa en Loreto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Se llama “EuroHope” la reunión que el Papa mantendrá los días 9 y 10 del próximo mes de septiembre con varios cientos de miles de jóvenes europeos en el santuario de Nuestra Señora de Loreto, situado en las cercanías de la ciudad de Ancona, al noreste de Italia.

El encuentro, en el que participarán también jóvenes ortodoxos y de otras confesiones cristianas, fue convocado por Juan Pablo II el pasado 10 de diciembre, con ocasión del séptimo centenario del santuario. Siguiendo el esquema que caracteriza las jornadas mundiales de la juventud, en los días precedentes a la estancia del Papa se desarrollará un amplio programa de actividades culturales, sociales y litúrgicas.

El momento central de las jornadas se iniciará el sábado 9 de septiembre con la multitudinaria peregrinación de 10 kilómetros, por cinco vías diferentes, hacia el santuario, y luego hacia la explanada situada dos kilómetros más allá, junto al mar Adriático. En esa explanada de cincuenta hectáreas se desarrollará la vigilia con el Papa y la misa del domingo 10 de septiembre. En las horas anteriores a la vigilia se tendrán diversas manifestaciones musicales y artísticas, en las que intervendrán 650 personas, entre las que están previstos algunos artistas de fama internacional.

Durante el acto con el Papa, que será retransmitido por la RAI desde las 20.40 horas hasta las 22.30 horas, se realizarán también cinco conexiones televisivas vía satélite, de ida y vuelta, con cinco ciudades europeas: con la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela (símbolo de la Europa cristiana), con una calle de Belfast (escenario de un prolongado conflicto), con una iglesia de París (sede de la próxima jornada mundial de la juventud, en agosto de 1997), con la catedral de Dresde (imagen de la destrucción de la II Guerra Mundial), y con la colina de las cruces de Vilna (presencia cristiana en el Este europeo). Los jóvenes reunidos en las citadas ciudades podrán escuchar y hablar directamente con Juan Pablo II.

La peregrinación de los jóvenes europeos con el Papa tendrá lugar exactamente un año después del fracasado intento del Pontífice de viajar a Sarajevo. Por esta razón, y teniendo presente también la cercanía geográfica, los organizadores han previsto un gesto concreto de solidaridad con los jóvenes de Bosnia: la creación de tres centros juveniles -financiados por los participantes- que con sus actividades culturales, sociales y deportivas puedan ser un instrumento útil para ayudar a sanar las graves heridas que la guerra está provocando en la juventud de Bosnia.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares