Malasia: “Permiso para convertirme”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 7m. 27s.
Convertirse al cristianismo en una sociedad islámica conlleva ciertos riesgos. Quien lo haga en Arabia Saudí, por ejemplo, puede terminar con la cabeza separada del cuerpo, pues el Estado confesional invade el ámbito privado de la persona y le impone todo tipo de obstáculos a su deseo de abandonar la fe del profeta. En Malasia, sin embargo, esto puede estar cambiando: una reciente sentencia de un tribunal civil del estado de Sarawak (en la isla de Borneo) ha dado la

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción