Los ortodoxos elogian el nuevo Catecismo católico

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 

El nuevo Catecismo de la Iglesia católica ha sido acogido con favorable interés por la Iglesia ortodoxa, según se desprende de unas declaraciones del mismo Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomeo I, máxima autoridad de los ortodoxos. Bartolomeo I subraya que “este redescubrimiento de lo esencial no hace sino acercar a católicos y ortodoxos. Se trata, en efecto, de sus raíces comunes”.

Gran parte del nuevo Catecismo católico podría ser suscrito sin dificultad por los ortodoxos. El nuevo Catecismo, declara el Patriarca a la revista italiana 30 Giorni, “supone un retorno a lo esencial del que los ortodoxos se alegran. Se da una importancia fundamental a los Padres de la Iglesia, tanto griegos como latinos, así como a la tradición mística, en gran parte común a Oriente y Occidente”.

Refiriéndose a aspectos concretos, el Patriarca destaca cómo, a su juicio, el nuevo Catecismo ha eliminado “los residuos de un agustinismo degenerado (que se refieren, por ejemplo, a la suerte de los niños muertos sin bautizar), del mismo modo que los excesos de la concepción anselmiana de la redención. Se definen con fuerza y claridad el misterio de Cristo, el carácter central de la resurrección, la participación del hombre en la vida trinitaria. Si se han superado las derivaciones unilaterales, la perspectiva no es nada antimoderna”.

Junto a otros elogios sobre el modo en que el Catecismo trata determinados aspectos (por ejemplo, la descripción del destino espiritual del hombre, la evocación de la Iglesia como misterio de Cristo o la vida de oración), el Patriarca señala también algunas reservas. En este apartado no podían faltar la definición del papel del Papa, la cuestión del “filioque” (cuya importancia no hay que exagerar, precisa), y otros puntos de menor entidad.

En términos parecidos se expresan dos teólogos del Patriarcado de Moscú, Innokentij Pavlov y Valentin Nikitin, según los cuales, “el conocimiento de este Catecismo será positivo no sólo para los hijos de la Iglesia católica sino también para los hijos de las Iglesias apostólicas orientales. Tradicionalmente, los catecismos adoptados por la Iglesia rusa han dependido, de un modo u otro, de los catecismos católicos occidentales”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares