Los nuevos religiosos americanos, más tradicionales y entusiastas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las comunidades religiosas de Estados Unidos se caracterizan por una creciente variedad cultural y de raza, según los datos de una reciente informe realizado por el Centro para la Investigación Aplicada en el Apostolado (CARA) de la Universidad de Georgetown. La encuesta muestra también que las nuevas generaciones de miembros tienden a ser más fervientes en su modo de entender el compromiso religioso y que precisamente las órdenes con un perfil más tradicional son las que atraen a mayor número de jóvenes.

Según el “Estudio sobre las nuevas vocaciones a la vida religiosa”, aunque el 94% de los religiosos con profesión perpetua en Estados Unidos son de raza blanca, entre los que se encuentran en las primeras fases de formación se da una gran diversidad: el 58% son blancos, el 21% son hispanos; el 14%, de origen Asia-Pacífico; y el 6%, afroamericanos, en consonancia con las tendencias demográficas de la sociedad norteamericana.

Los datos también señalan la disminución en número y el envejecimiento generalizado de las comunidades, ya que el 75% de los religiosos -en el caso de los hombres- y 91% -en el de las mujeres- tienen sesenta o más años. “Envejecemos y esto tendrá más consecuencias en los próximos años, porque muchos de los religiosos con 60 ó 70 años aún están activos, pero ése no será el caso en una o dos décadas”, afirmó Mary Bendyna, directora ejecutiva de CARA y principal autora del informe.

La encuesta, encargada con el fin de encontrar las mejores vías de atraer y retener nuevos miembros para las comunidades religiosas, refleja que “Internet, los DVD y otros medios de comunicación son mucho más importantes para la actual generación que para los que conectaban con las comunidades religiosas en los 90”, aseguró Paul Bednarczyk, director ejecutivo de la National Religious Vocation Conference, una asociación que agrupa a religiosos encargados de la búsqueda de nuevos miembros. “Definitivamente, las comunidades religiosas no tienen más remedio que estar presentes en la red para conectar con los públicos interesados”, explicó.

Otra de las conclusiones de la encuesta, realizada entre cuatro mil hombres y mujeres en formación o recién incorporados a las congregaciones religiosas de Estados Unidos, muestra que los nuevos miembros viven con entusiasmo su camino y que las comunidades tanto masculinas como femeninas que siguen prácticas más tradicionales son las que mayor éxito tienen entre los jóvenes.

Para algunos observadores éste es un elemento que merece especial atención. En opinión de John Allen, columnista del National Catholic Reporter y autor de varios libros de temática religiosa, “solo el 1% de las comunidades de mujeres pertenecientes a la Leadership Conference of Women Religious, una institución conocida por su enfoque liberal, tiene más de diez miembros en la primera fase de formación, mientras que un 28 por ciento de las comunidades pertenecientes a la Conference of Major Superiors of Women, conocida por ser más conservadora, tiene diez o más miembros en esas primeras etapas”.

Allen aporta en su argumentación otros resultados de la encuesta relativos a la denominada Generación Millenium, es decir, la de los religiosos incorporados después de 1982, y que se distingue claramente de los que lo hicieron entre 1943 y 1960. El primer grupo se caracteriza por su deseo de compromiso con la Iglesia; su mayor proclividad a vestir hábitos religiosos y la importancia que otorgan a las devociones tradicionales y a la Liturgia de las Horas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares