Los líderes chinos prestan más atención a las religiones

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Comentando la portada del rotativo chino People´s Daily, uno de los diarios oficiales del Partido Comunista Chino, Edward Cody del Washington Post llama la atención sobre una imagen que muestra el encuentro entre Hu Jintao, presidente de la República Popular China, y Liu Bainian, secretario general de la Asociación Patriótica China. Hace un mes, el mismo Hu, presidió una comisión de estudio para tratar sobre la expansión de las religiones en China.

Cody explica que, la atención a las creencias religiosas ocupa cada vez más espacio en la agenda de los gobernantes chinos. Aunque no es fácil de determinar en un país oficialmente ateo, un informe patrocinado por el gobierno chino el pasado año hablaba de 300 millones de creyentes, la mayoría de los cuáles pertenecen al budismo, el taoismo y el islam. Pero se incluyen también casi 40 millones de cristianos, de entre los cuales la mayoría son protestantes. Algunos especialistas han estimado en 12 millones el número de católicos, divididos entre los fieles de la Asociación Patriótica y la iglesia clandestina leal al Papa.

Según explica el artículo del Washington Post, se advierte cierto giro en la táctica política del Partido, que durante años ha considerado la religión, especialmente el islam y el cristianismo, como una puerta de entrada de ideas y lealtades ajenas a la sociedad china. Ahora la táctica es de acercamiento, y se mueve en la convicción de que las religiones, con sus códigos morales, pueden ser útiles para promover el progreso económico y la armonía social del país.

(Ver artículo original)

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares