Los cristianos sirios, perseguidos por los rebeldes al régimen

En la guerra civil siria, el régimen de Bashar al-Assad no es el único bando con las manos manchadas. También los rebeldes, entre los que hay destacad presencia de islamistas suníes, cometen abusos, a veces contra la minoría cristiana. Tres analistas de una consultora especializada en Oriente Próximo publican en The New York Times una llamada a Occidente para que la proteja.

Este mismo mes de junio, cuentan los autores, los cristianos de la ciudad siria de Qusayr recibieron un ultimátum: unirse a la rebelión contra Assad o marcharse. La mayoría huyeron.

En marzo pasado, militantes islamistas sublevados, encuadrados en la brigada Faruq, fueron casa por casa de dos barrios cristianos de Homs, Hamidiya y Bustan al-Diwan, para expulsar a los habitantes. De los más 80.000 cristianos que vivían en Homs antes de la revuelta, hoy quedan unos 400.

Los autores del artículo señalan que la rebelión siria está siendo cada vez más dominada por islamistas radicales suníes, apoyados por otras potencias árabes. Así, los cristianos están quedando a merced de ellos, ante la indiferencia de Occidente.

En Siria puede repetirse la tragedia que cayó sobre los cristianos de Iraq tras el derrocamiento de Sadam Husein y el acoso contra los coptos que se ha recrudecido en Egipto desde el fin del régimen de Hosni Mubarak. Paradójicamente, las dictaduras seculares árabes, represoras del islamismo, suponían una protección para las minorías cristianas. El fin de estos regímenes desata la intolerancia contra ellas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares