Las polémicas de El Cairo y Pekín

Las polémicas de El Cairo y Pekín

La Conferencia de El Cairo sobre Población y Desarrollo (1994) y la Conferencia de Pekín sobre la Mujer (1995) tienen un papel fundamental en la historia reciente del control de la natalidad. Las polémicas que las rodearon, sus conclusiones, sus inconvenientes, análisis ampliamente documentados de los datos de la ONU y la comparación con los argumentos enfrentados son expuestos en dos libros recientes.

Riccardo Cascioli, periodista que cubrió la información de la Conferencia de El Cairo para el diario italiano Avvenire, expone en El complot demográfico (1) el debate que allí tuvo lugar y las principales conclusiones emanadas de la Conferencia, y las compara con los argumentos de la Santa Sede. La intención de Cascioli en este texto de tipo periodístico es proporcionar una guía para que el lector analice críticamente las tesis y la ideología en virtud de la cual “la gente, al menos en los países industrializados, da actualmente por descontado que somos demasiados, que la población del Tercer Mundo se muere de hambre porque se tienen demasiados hijos, que la culpa es del Papa que rechaza la contracepción, etc.”.

El autor analiza cuestiones controvertidas, como la batalla de los números, el desarrollo sostenible o la superpoblación. Cascioli narra más adelante lo que fundamenta el título de su libro, el complot. Para ello describe el papel que desempeñan países -especialmente Estados Unidos-, instituciones y algunas poderosas organizaciones no gubernamentales en el control de la población. También ofrece datos sobre las acciones emprendidas en este sentido por organismos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o las distintas agencias de la ONU. Un interesante apéndice compara las diferencias de enfoque entre el Plan de Acción aprobado en El Cairo y las posturas defendidas por la Santa Sede.

Dentro de la colección de Documentos del Instituto de Ciencias para la Familia, José Manuel Casas Torres, catedrático emérito de Geografía en la Universidad Complutense, publica un análisis de La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (2), con los pros y los contras de los acuerdos a los que se llegó en Pekín en 1995. Casas Torres introduce el relato sobre la Conferencia de Pekín con la estructura demográfica de 1995, que muestra, según dice, los desequilibrios de la población mundial y la manifiesta situación de inferioridad de la mujer en gran parte de los países del mundo. Esta inferioridad se da en tres planos: desigualdad jurídica, económica y, sobre todo, social respecto a los varones, aunque existan diferentes matices en función del país del que se hable.

José Manuel Casas Torres relata el desarrollo de la Conferencia y ofrece una evaluación de sus conclusiones. Maneja datos de las publicaciones oficiales de la ONU, de las organizaciones internacionales que integran el Sistema de Naciones Unidas y de algunas ONG y autores mencionados en la extensa bibliografía. Los abundantes cuadros estadísticos proporcionan además una documentación muy útil.

Jordi Benítez_________________________(1) Riccardo Cascioli. El complot demográfico. Palabra. Madrid (1998). 254 págs.(2) José Manuel Casas Torres. La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Rialp. Madrid (1998). 153 págs.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares