La Iglesia cubana, en la diana

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La palabra “moderación”, entre cubanos, a veces sugiere erróneamente concesión, rendición, cruzarse de brazos. En un contexto en el que unos hablan de “victorias contundentes contra la mafia de Miami” y otros del “inminente” final de “la más brutal tiranía de la historia”, es difícil hablar de diálogo, de reconciliación. Quien lo hace, se atrae la ojeriza de quienes apuestan por el lenguaje duro, con el que, por cierto, muy poco se ha logrado. En este preciso instante, es la

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares