La fe de Susanna Tamaro

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Acaba de publicarse en Italia el libro Non vedo l’ora che l’uomo cammini, que recoge los artículos publicados por la escritora Susanna Tamaro en el semanario Famiglia Cristiana. Con este motivo, la escritora italiana más famosa del momento explica sus convicciones en una entrevista en Corriere della Sera (29-X-97).

Susanna Tamaro se declara satisfecha de su colaboración en un semanario que, aun siendo el más difundido en el país, no cuenta para la cultura “oficial”. “Muchos de mis amigos son de izquierda y se avergüenzan un poco de mi decisión. Pero si se les pregunta por qué rechazan Famiglia Cristiana, reconocen que nunca la han leído y ni tan siquiera saben que se vende en los kioskos. En cualquier caso, yo he hecho una elección de la que estoy muy contenta. Famiglia Cristiana me ha hecho entrar en contacto con la parte más auténtica y más sana del país”.

Le parece una estupidez que algunos la hayan relacionado con la tendencia New Age. “Yo creo que Dios se ha encarnado en Jesucristo, que ha muerto y resucitado; soy una católica practicante, no una seguidora de New Age. De todos modos, New Age es un indicio de la necesidad de espiritualidad que tiene la gente, lo cual debería hacer reflexionar a los sacerdotes; si tantas personas acaban en ciertas sectas o movimientos, quizá es porque la Iglesia no siempre logra responder a la búsqueda de lo sobrenatural. Me parece que a veces se insiste demasiado en el aspecto ético, con el riesgo de presentar el cristianismo como algo encerrado en una ‘jaula’ de preceptos, en vez de como el mensaje de profunda liberación que realmente es. Sólo quien vive la fe experimenta cuánta paz da el respeto de la ley de Dios. Pero primero es preciso anunciar la fe, y luego la moral”.

¿Y su pasión por la ascesis oriental? “También en esto quiero dejar claro que no soy budista. Practico el yoga y las artes marciales, pero las considero sólo técnicas. Técnicas que ayudan a meditar, y que son perfectamente compatibles con la oración cristiana”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares