La esperada visita de Juan Pablo II a Sarajevo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 38s.

Durará menos de veinticuatro horas la visita que Juan Pablo II realizará a Sarajevo los días 12 y 13 de abril, pero en ese breve tiempo presidirá nueve actos y ceremonias públicas en las que estarán representados todos los grupos étnicos, religiosos y sociales de la ciudad.

Se trata de un viaje que el Papa pensaba realizar el 8 de septiembre de 1994, pero que se canceló en el último minuto, cuando el delegado de las Naciones Unidas confirmó que, a pesar de las negociaciones, existían serios peligros para la seguridad del Santo Padre y de las personas que acudirían a los actos. La ciudad estaba entonces asediada por la artillería serbio-bosnia.

El viaje a Sarajevo es el primero de los desplazamientos que Juan Pablo II tiene programados para 1997, entre los que figuran la visita al Líbano (en mayo), otro viaje ya previsto en 1995 que fue suspendido también a última hora por razones de seguridad. Aunque la situación en Bosnia haya dejado de ser noticia de primera página, el clima de tensión y de enfrentamiento entre croatas y musulmanes aún no ha desaparecido. Los grupos extremistas de ambas partes muestran una evidente hostilidad hacia la federación croato-musulmana, el acuerdo con el que, en marzo de 1994, terminó la guerra entre ambas etnias.

Según el obispo auxiliar de Sarajevo, Mons. Pero Sudar, desde el final de ese conflicto se han destruido o dañado 217 iglesias católicas en el territorio de la federación. En las últimas semanas, a esos actos se han unido amenazas anónimas contra el Papa. Con esos atentados, a los que hay que añadir algunos de parte croata, los grupos más extremistas han pretendido deteriorar las relaciones entre católicos y musulmanes e impedir la visita.

Muy distinta es la idea del Papa, quien desde el momento en que llegue al aeropuerto de Sarajevo, el sábado 12 a las 17.30 horas, hablará sin duda de la necesidad del perdón, de la convivencia y de resolver los problemas con el diálogo. Además de las reuniones con el clero, la conferencia episcopal y las autoridades civiles, el Santo Padre mantendrá un encuentro con los representantes de las comunidades religiosas. El acto más multitudinario será la misa que celebrará el domingo 13 de abril en el estadio de Sarajevo, el mismo lugar que se había previsto en 1994.

Los católicos de Bosnia se han preparado para la visita de Juan Pablo II con vigilias y misiones ciudadanas, y difundiendo, por medio de conferencias y publicaciones, la figura del Romano Pontífice y, concretamente, lo que Juan Pablo II ha hecho por Bosnia. Tanto en la preparación como durante la visita, los organizadores han preferido no incluir ningún acto vistoso o llamativo, pues sería ofrecer una imagen distorsionada de la dura realidad del país.

El Papa viajará a final de mes a Chequia y en junio a Polonia. En el mes de agosto presidirá en París la “Jornada mundial de la juventud” y en octubre la “Jornada mundial de las familias”, que se celebrará en Río de Janeiro.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares