Juan Pablo II extiende el diálogo al Este con armenios y musulmanes

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El viaje que Juan Pablo II realizará a Kazajstán y Armenia, del 22 al 27 de septiembre, atraerá posiblemente menos los reflectores del interés internacional que los últimos viajes a Oriente, ya que en esta ocasión la visita no está rodeada de polémicas, sino más bien al contrario. Será un viaje que pondrá de relieve nuevamente que la misión del Pontífice es confirmar en la fe a los católicos (en este caso, una minoría), fomentar la unidad de los cristianos (con armenios y ortodoxos) y favorecer el diálogo interreligioso (en concreto con los musulmanes).

El Papa ya tenía proyectado visitar Armenia en julio de 1999, pero la enfermedad y posterior fallecimiento del catolicós Karekin I, cabeza de la Iglesia armenia, hizo que el proyecto se suspendiera.

Varios años antes, en diciembre de 1996, Juan Pablo II y Karekin I firmaron en el Vaticano una declaración conjunta que ponía fin a mil quinientos años de incomprensión y suponía un gran paso hacia la unidad de la Iglesia armenia con Roma (ver servicio 174/96). Y es que, a diferencia de las Iglesias ortodoxas, el origen de la separación entre Armenia y Roma está en la interpretación de la doctrina cristológica del Concilio de Calcedonia (451). El punto que queda por resolver es el primado del Papa.

Durante su visita a Roma en noviembre de 2000, el actual catolicós, Karekin II, renovó la invitación al Papa para celebrar el 1.700 aniversario del cristianismo. Armenia fue, en efecto, la primera nación que como tal se adhirió al cristianismo (año 301). La población actual de Armenia (30.000 Km2) ronda los 3,5 millones, de los cuales 2 millones pertenecen a la Iglesia Apostólica de Armenia y unos 150.000 son fieles católicos. A los habitantes de Armenia hay que sumar otros cinco millones que viven en la diáspora.

Armenia mantiene un contencioso con Azerbaiyán por la región de Nagorno-Karabaj, un enclave de población armenia en territorio de Azerbaiyán, de mayoría musulmana: en 1994 se llegó a una paz que frenó varios años de conflicto. El gobierno de Azerbaiyán no ve con buenos ojos el viaje del Papa a Armenia.

Minoría católica en Kazajstán

El nuevo viaje pastoral del Papa se iniciará en Kazajstán (2,7 millones de Km2 entre Rusia y China). La población de Kazajstán está formada por diferentes etnias, debido a las inmigraciones habidas entre los siglos XVII y XIX y a las deportaciones masivas del régimen comunista. En 1999, su población de 15,6 millones de personas contaba con un 52% de kazajos -que prácticamente se corresponde con el 47% de musulmanes sunitas- y un 31% de rusos, aparte de ucranianos, polacos, alemanes, etc. El 44,7% de los kazajos es de confesión ortodoxa y un 2%, protestante. Algunas fuentes cifran la población católica en más de 300.000 fieles (con unos 50.000 practicantes).

A raíz de los acuerdos firmados en 1998, la Iglesia católica está reconocida en Kazajstán y cuenta con cinco diócesis, cuatro obispos y 59 sacerdotes. El presidente, Nursultán Nazarbáyev, deseoso de estar cerca del mundo occidental, viajó al Vaticano e invitó al Papa a visitar el país. Ambos se entrevistarán en Astana (la nueva capital) el segundo día de la visita papal.

La buena convivencia entre religiones y la simpatía que despierta el Papa hacen que los kazajos se hallen expectantes ante la visita. Se calcula que el 90% de las invitaciones que se dan para la misa del día 23 las recogen musulmanes; el Gran Muftí, líder espiritual de la comunidad islámica, asegura que “la misa es un gesto sagrado” que puede hacerles bien.

También las relaciones entre católicos y ortodoxos son pacíficas, como lo demuestra el hecho de que incluso comparten algunos edificios de culto. Todo ello dota a este viaje de un marcado carácter ecuménico y de diálogo interreligioso.

Desde la disolución del imperio soviético se están extendiendo en el país sectas de origen cristiano y las versiones radicales del islam (procedentes de Afganistán, Pakistán, Arabia Saudí e Irán).

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares