Inusitado superávit en las finanzas de la Santa Sede

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Vaticano

Por primera vez en 23 años, las finanzas de la Santa Sede no han registrado déficit, sino un superávit que ronda el millón y medio de dólares, según anunció el cardenal Edmund Szoka, al presentar el balance consolidado de 1993. El cardenal explicó que la clave del cambio de tendencia está en el “rígido control de los gastos” y, sobre todo, en las aportaciones económicas recibidas de las diócesis, de instituciones religiosas y fundaciones de todo el mundo, que ascendieron a unos 33 millones de dólares en 1993. De este modo, los donativos recibidos para el “Óbolo de San Pedro” se podrán destinar en su totalidad a las obras de caridad del Papa, sin que este año haya que dedicar parte a cubrir el déficit de la Santa Sede. En 1993, estos donativos realizados por los fieles ascendieron a casi 60 millones de dólares.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares