India: una Iglesia minoritaria, pero con instituciones influyentes

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 25s.

La muerte de la Madre Teresa de Calcuta ha atraído la atención sobre la comunidad católica en la India y ha mostrado la influencia que puede ejercer una Iglesia muy minoritaria.

Los católicos de la India son 15,7 millones y representan tan sólo el 1,7% de una población total de 918 millones (datos de 1994). Se concentran sobre todo en los Estados del sur y noreste del país. La mayor parte de la población es de religión hindú (83%) y musulmana (11%).

El 50% de los cristianos son dalit, es decir, miembros de castas inferiores. En algunas diócesis constituyen el 80-90% de la comunidad cristiana. Sin embargo, los dalit cristianos no gozan de los mismos beneficios constitucionales que los hindúes, sikhs o budistas, por no pertenecer al tronco religioso hindú. Como consecuencia, cuando un dalit se convierte al cristianismo y lo declara en el censo, pierde automáticamente los subsidios gubernamentales.

Actualmente hay tres ritos en la Iglesia católica india: el latino, el siro-malabar y el de la Iglesia siromalakar, unida a Roma en 1930. En la Iglesia prestan su servicio 16.000 sacerdotes -de los que más de la mitad pertenecen al clero secular-, 72.000 religiosas y 3.000 religiosos no sacerdotes.

No obstante la escasa proporción de católicos en la India, las instituciones católicas están muy presentes en la educación y la asistencia social. En sus centros de enseñanza -desde escuelas a colleges universitarios- estudian más de 5 millones de alumnos, la mayoría no católicos. Además, dirigen 13.209 instituciones asistenciales, entre las que se encuentran 724 hospitales, 2.062 dispensarios médicos, 262 leproserías, 555 residencias para ancianos y minusválidos, 1.749 orfanatos, 1.485 jardines de infancia y 791 consultorios matrimoniales.