Francisco en México, con los “descartados”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En su recién concluida visita a México, el Papa Francisco prestó la mayor atención a los “descartados”: migrantes, jóvenes atrapados por el narcotráfico y organizaciones criminales, víctimas de la pobreza, indígenas, mujeres que sufren violencia. Denunció con energía injusticias y explotaciones. Pero en México vio mucho más que problemas. Vio, sobre todo, esperanza. Guadalajara (México). Al despedirse de México, el Papa Francisco citó un conocido poema de Octavio Paz: “Soy hombre: duro poco / y es enorme la noche. /

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares