El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a Grecia por discriminar a la Iglesia católica

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Grecia

La sentencia se refiere a un pleito que ganó un templo católico -la iglesia de la Dormición de la Virgen, del siglo XVI- debido a los desperfectos causados por una construcción realizada en terreno colindante. La parte contraria apeló la sentencia y consiguió ganar el caso en el Tribunal Supremo, que además declaró que la Iglesia católica no es persona jurídica y no tiene capacidad para efectuar actos judiciales y acudir a los tribunales. La sentencia del tribunal griego ha sido ahora rechazada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por estimar que se trata de discriminación religiosa: ni la Iglesia ortodoxa ni la comunidad judía son tratadas de ese modo. El Tribunal de Estrasburgo ha condenado a Grecia a pagar cinco millones de dracmas en compensación por los desperfectos del templo, y seis millones por los gastos del proceso.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares