El 70% de los nacidos en España se bautizan

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 39s.

Las Estadísticas de la Iglesia católica en España, edición 2002, que la Conferencia Episcopal acaba de publicar, muestran ligeras subidas y bajadas con respecto a años anteriores. Una de las variaciones más notables es el aumento de la proporción de contribuyentes que destinan parte de sus impuestos al sostenimiento de la Iglesia: los donantes han pasado del 33,36% en 1996 al 39,66 % en 2000. Aumenta también en 32 el número de parroquias para la atención de los fieles, mientras que el número de sacerdotes y seminaristas permanece prácticamente estable.

Ha subido el número de matrimonios canónicos celebrados: de 138.000 en 1996 a más de 150.000 en el año 2000, en correspondencia con el ligero repunte de la nupcialidad en España. En términos relativos, las bodas en la iglesia pasan del 72% del total en 1996 al 70% en 2000.

En relación con los nacimientos, los bautismos bajan del 74% (1996) al 70% (2000). Pero en este periodo han subido los nacidos de madres extranjeras (del 3,6% al 6,2%), entre las que abundan las no católicas. Si se tienen en cuenta solo los hijos de españolas, el descenso es un poco menor: del 70% al 67%. Continúa subiendo la proporción de bautismos entre niños de 1 a 7 años.

El número de religiosos ha ascendido ligeramente con respecto a 1996, mientras que ha bajado un 4,9% el de religiosas. Los sacerdotes son casi 20.000, 150 más que en 1996. El número de seminaristas viene oscilando alrededor de 2.000 en los últimos años. Entre 1996 y 2000 aumentó levemente el número de misioneros españoles, de los que casi la mitad están en Hispanoamérica.

La Iglesia ha reforzado su actividad caritativa y social. Cáritas dedicó en el año 2000 cerca de 26.000 millones de pesetas (un 32% más que en 1996) a proyectos destinados a atender a los más desfavorecidos, y Manos Unidas, dedicada a combatir el hambre en el mundo, recaudó más de 7.000 millones de pesetas (23% más que en 1996).

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares