EE.UU. La Iglesia católica crece con los hispanos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 26s.

La Iglesia católica en Estados Unidos tiene un futuro prometedor, gracias en parte a la inmigración hispana. Un estudio encargado por la Conferencia Episcopal de California muestra que la población católica crece a un ritmo tres veces superior al de la no católica. El riesgo está en que los inmigrantes hispanos se ven también atraídos por los pentecostales.

El estudio (“Planning for the Future of California Catholic Church: A Demographic Study”) ha sido realizado por un investigador de la Universidad de Seattle a petición de la Conferencia Episcopal de California. Aunque tiene una finalidad pastoral (identificar a los nuevos católicos para atender mejor sus necesidades), el estudio arroja luz en un debate de mucha actualidad en Estados Unidos: la repercusión de la inmigración, sobre todo la hispana, en el país. Uno de los efectos colaterales del flujo de inmigrantes será, según el estudio, el incremento de la población católica durante los próximos años. Actualmente, el 30% de los residentes en California son católicos (11,1 millones de un total de 36, 6); para el 2025, ese porcentaje subirá hasta un 36%, lo que supondrá un incremento de 5,6 millones de católicos. Mientras que el total de la población no católica crece a un ritmo del 4% al año, los católicos lo hacen al 13%.

Otro dato que pone de relieve el estudio es que el crecimiento procederá más de los nacidos en el país que de la inmigración. De los 5,6 millones de nuevos católicos, 3,5 millones vendrán de los nacimientos y 2,1 millones serán el resultado de la emigración. El Presidente de la Conferencia Episcopal de California, Stephen Blaire, no oculta su alegría ante las perspectivas de futuro que afronta la diócesis: “Es una verdadera bendición que la Iglesia católica en California siga creciendo con tanta vibración”. Según el estudio, para el 2025, se habrán bautizado 4,3 millones de nuevos católicos; más de 3,1 millones de niños recibirán la primera comunión; y la media de familias por parroquia estará en 1.800. Este último dato, sin embargo, es sólo una estimación a la baja. Así, por ejemplo, las parroquias de la diócesis de San Bernardino tienen actualmente de media 12.000 miembros (4.600 hogares registrados); eso significa que, si no se crean nuevas parroquias, cada una de ellas atenderá en 2025 a 24.000 fieles (cerca de 9.200 hogares).

En el resto del país, la situación es parecida si bien no llega a alcanzar las espectaculares cifras de California. Considerados globalmente, el número de católicos ha pasado de 53,6 millones en 1990 a 65,3 millones en 2005. Si se mantiene sin interrupción el crecimiento, en 2025 habrá 82, 7 millones.

Uno de los desafíos a los que se enfrenta la Iglesia católica en Estados Unidos es el de transmitir la fe a las nuevas generaciones de inmigrantes. Según el “Washington Post” (30-04-2006), existe una tendencia creciente entre los hispanos jóvenes a desplazarse del catolicismo al protestantismo, especialmente a la Iglesia pentecostal. Hace 30 años, cerca del 90% de hispanos era católico pero hoy ha descendido hasta un 70%; la tendencia se acentúa en la segunda y tercera generación de inmigrantes. Los expertos citados por el “Post” atribuyen este giro al agresivo proselitismo de las comunidades pentecostales, que ofrecen ayudas a los inmigrantes más jóvenes (puestos de trabajo, dinero…).

Para dar un vuelco a esta tendencia, la National Federation for Catholic Youth Ministry (NFCYM) lanzó a principios de 2005 una campaña para involucrar más a la juventud hispana. El mes pasado tuvo lugar un encuentro nacional en la Universidad de Notre Dame al que asistieron más de 2.000 delegados de distintas diócesis. Según estimaciones del NFCYM, en menos de cinco años, Estados Unidos podría albergar cerca de 20 millones de hispanos de 9 a 28 años. Como consecuencia de este cambio en la población, la Iglesia católica ha promovido campañas recientemente a favor de los inmigrantes en ese país (ver Aceprensa 60/05).

Juan Meseguer Velasco