EE.UU.: el 68% los hispanos se declaran católicos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 50s.

Según un estudio realizado por el Pew Hispanic Center y el Pew Forum on Religion and Public Life (“Changing Faiths: Latins and the Transformation of American Religion”), más de dos tercios de los hispanos estadounidenses (el 68%) se declaran católicos. Les siguen a mucha distancia los que se consideran evangélicos protestantes (el 18%) y los que no se adscriben a ninguna confesión (el 8%).

La observancia religiosa entre los católicos hispanos es muy heterogénea. Entre otros factores, influyen el nivel de estudios y el país de procedencia (los mexicanos, por ejemplo, van a la iglesia con más frecuencia que los dominicanos). En términos generales, sin embargo, el balance es positivo: el 68% de los católicos hispanos asegura que la religión es muy importante en su vida cotidiana; el 42% participa en actos religiosos al menos una vez a la semana; y el 64% reza a diario.

La llegada de inmigrantes hispanos a Estados Unidos ha supuesto un incremento de la población católica durante los últimos años (ver Aceprensa 80/06). También ha tenido implicaciones en el estilo religioso de las comunidades de acogida. Así lo explica Mons. Jarlath Cunnane, de la archidiócesis de Los Angeles: “Hemos asistido a un renacer no sólo en número, sino también en vibración y en espíritu comunitario”.

En efecto, para la inmensa mayoría de los hispanos la práctica de la religión católica es ante todo una práctica comunitaria, no solo una devoción privada. Los hispanos participan en los actos religiosos con toda la familia. Esto explica por qué algunos templos estadounidenses están abarrotados de niños pequeños.

Uno de los problemas a los que se enfrenta la Iglesia católica en Estados Unidos es el de transmitir la fe a las nuevas generaciones de inmigrantes. Para facilitar las cosas, varias parroquias celebran actos religiosos en lengua española. Al frente de ellas suele haber párrocos hispanos, o bien estadounidenses que se manejan bien en el idioma de los fieles. Actualmente, la archidiócesis de Los Angeles prepara a sus seminaristas para que puedan celebrar misa en español.

ACEPRENSA