Datos sobre la Iglesia que recibe al Papa

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Qué ha cambiado desde el anterior viaje de Juan Pablo II a España en 1993
Juan Pablo II visita España por quinta vez del 3 al 4 de mayo. ¿Cómo ha evolucionado el catolicismo español desde la anterior visita de Juan Pablo II, en 1993? Las cifras no lo dicen todo, pero ayudan a ver la realidad. Los últimos datos publicados por la Oficina de Estadística de la Iglesia (1) sobre recepción de sacramentos, número y edad de sacerdotes y religiosos, y la labor asistencial de la Iglesia permiten ver parte de la evolución.

La práctica sacramental es uno de los índices más significativos para ver el arraigo de la fe. En el año 2000 -últimos datos disponibles- se celebraron 284.226 bautismos, lo que representa un 71,8% de los nacidos en España ese año. Como consecuencia de la baja de natalidad, ha habido un descenso en números absolutos respecto a 1990, cuando los bautizados fueron 350.510. Pero lo más relevante es la caída del porcentaje de bautismos respecto al total de nacimientos, que en 1990 era un 86,6%. También hay que tener en cuenta que en este periodo han aumentado los nacidos de madres extranjeras (un 8,2% en 2001), entre las que abundan las no católicas. Además, han crecido los bautismos de adultos. De los bautizados en 2000, el 86,5% eran menores de un año, el 6,7% tenían entre 1 y 7 años, y el 2,4% eran mayores de 7 años.

Los que hicieron la Primera Comunión fueron 265.000, 130.000 menos que en 1990. Se acusa fuertemente el descenso de la natalidad, que dio la tasa más baja en 1996. Las confirmaciones, en la misma línea, fueron 132.885, 50.000 menos que en 1993, año de la anterior visita a España de Juan Pablo II.

Otro momento importante para reafirmar la fe es la boda, con la decisión de celebrar matrimonio canónico o civil. En 2000, 150.739 parejas pasaron por la vicaría, con un cierto aumento en los últimos años como consecuencia del repunte de la nupcialidad en España. La evolución más significativa es que las bodas en la iglesia pasan del 77,2% en 1990 al 71,8% diez años después.

Sobre la asistencia a Misa, los datos de un sondeo realizado en diciembre de 2001 por el Centro de Investigaciones Sociológicas extraían de las encuestas realizadas conclusiones paradójicas. Por un lado el 82,1% de la población española se declara católica. Por otro, sólo el 22% asiste regularmente a la Misa dominical, mientras un 46,4% no va nunca o casi nunca.

Seminaristas y sacerdotes

La lenta recuperación de las vocaciones sacerdotales que se observa desde los años noventa ha hecho que el número de seminaristas haya crecido un poco. Su número oscila alrededor de 2.000 en los últimos años. En el curso 2000-2001 hubo 1.981 seminaristas, mientras que en 1990 eran 1.946. Entre los 49 seminarios mayores destacan los de Madrid, con 158 estudiantes; Toledo, con 121; Valencia, con 84, y Getafe (Madrid), con 76.

Las ordenaciones sacerdotales se mantienen estables, con ligeros altibajos: en 2000 fueron 238, frente a 230 en 1990. Sin embargo, no bastan para compensar los fallecimientos y secularizaciones (45 en 2000). Así, el número de sacerdotes diocesanos pasó de 20.441 sacerdotes en 1990 a 19.825 en 2000, de los que un 41% han cumplido ya la edad de jubilación. A estos hay que agregar 775 sacerdotes incardinados en la prelatura del Opus Dei. También hay 1.096 sacerdotes españoles en tareas pastorales fuera de España. En cuanto a los religiosos sacerdotes, en 2002 se ordenaron 50 (frente a 111 en 1990).

La insuficiencia del relevo se ha hecho notar en el progresivo aumento de la edad media del clero español, que alcanzó los 60 años en 2000. Si se distingue entre activos y jubilados, la edad media de los sacerdotes con cargo en diócesis es de 51 años, frente a la media de 73 años de los jubilados.

Los obispos residenciales son 80 (2 cardenales arzobispos, 13 arzobispos, 50 obispos y 15 obispos auxiliares). El número de parroquias ha pasado de 22.305 (1990) a 22.964 (2000).

Respecto a la vida religiosa, en números redondos hay actualmente 50.000 religiosas y 16.000 religiosos (en 1992 eran 56.000 y 23.000, respectivamente). A esto hay que agregar 42 monasterios de monjes, con más de un millar de miembros, y 907 de mujeres, con unas 13.000 monjas.

El número de novicios, que cayó pronunciadamente en décadas anteriores, ha mejorado desde los años noventa: en 1999 hubo 676 ingresos en los institutos femeninos, 372 en los masculinos, un centenar en los monasterios masculinos y 350 en los femeninos.

Enseñanza de la religiónCerca del 80% de los escolarizados optan por la asignatura de religión (un 98% en los centros de titularidad eclesiástica, un 85% en los de iniciativa social no confesionales y un 70% en los públicos). En los 5.197 centros educativos dirigidos por instituciones de la Iglesia en España, durante el curso 1999-2000 estudiaban 1.298.105 alumnos, atendidos por 60.282 profesores (en 1990, 1.776.669 y 70.000, respectivamente). Son cifras a las que hay que sumar los estudiantes matriculados en un centenar de centros educativos de iniciativa social con inspiración cristiana.

En niveles universitarios, hay casi 50.000 alumnos en centros católicos en los que enseñan más de 15.000 profesores.

Acción caritativa y social

En el año 2000, instituciones de la Iglesia dirigían 107 hospitales, nueve más que en 1996. Estos centros de salud atendieron a 387.356 enfermos en el año 2000.

Las casas para ancianos y minusválidos han aumentado, pasando entre esos años de 865 a 876, en las que viven más de 57.600 personas. En España la Iglesia mantiene, además, 937 orfanatos y centros para la tutela de la infancia, así como 321 guarderías. El número de centros especiales de educación o reeducación social se ha incrementado de 300 a 365. En total, entre 1996 y 2000 los centros de caridad dirigidos por la Iglesia han visto disminuir su número en un 23%, de 3.084 a 2.358.

La Iglesia atendió, a través de Cáritas, a más de 11.300 drogodependientes en los años 1999 y 2000, invirtiendo en su rehabilitación alrededor de 1.800 millones de pesetas en esos dos años. También ayudó a más de 1.300 enfermos de SIDA, casi 300.000 personas sin techo, 114.000 inmigrantes y otros 13.000 marginados.

La defensa de la vida es otra de las prioridades de la Iglesia. Entre 1996 y 2000 los consultorios familiares y los centros pro vida se han duplicado, pasando de 139 a 305.

Ha aumentado el porcentaje de contribuyentes que marcan la opción de ayudar al sostenimiento de la Iglesia católica en la declaración del impuesto sobre la renta. Se ha pasado así del 34,47% en 1996 al 39,69% en 2000, año en el que por vez primera se ofreció al declarante la posibilidad de marcar tanto la casilla de la Iglesia como la de otros fines de interés social. En términos absolutos, esta variación supone que de los 13.836 millones de pesetas asignados en 1997, se pasó a 14.860 millones en la declaración de 2000.

____________________(1) La Iglesia católica en España. Estadísticas. Edición 2002. EDICE / Conferencia Episcopal Española. Madrid (2002). 327 págs.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares