Clinton, Obama y Edwards hablan de su fe

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los tres principales candidatos demócratas a la presidencia de EE.UU. han explicado cómo la religión influye en sus vidas y en su política, respondiendo a preguntas en un foro organizado por Sojourners, un grupo evangélico con sede en Washington. Los senadores Barack Obama y Hillary Clinton, y el ex senador John Edwards respondieron separadamente durante 15 minutos cada uno a cuestiones formuladas por la moderadora de la CNN Soledad O’Brien y por un grupo de ministros y líderes religiosos.

El tipo de preguntas cubrió un amplio espectro. Los tres se definieron como personas creyentes que rezan. Clinton y Edwards dijeron que rezan a diario, y Edwards añadió que la oración ha desempeñado un papel importante en su vida, ayudándole a superar momentos dolorosos en su familia, entre ellos la muerte de su hijo de 16 años en 1996. Obama, que es el que a lo largo de la campaña ha hablado más de su fe, invocó repetidamente la frase bíblica “Soy el guardián de mi hermano” y explicó que en su crítica de las elevadas retribuciones de algunos altos ejecutivos “hay un factor moral”.

El hecho de que los tres políticos demócratas asistieran al foro muestra el afán de su partido por ganarse a los votantes interesados en los temas de valores morales. Desde la derrota de 2004, los demócratas han debatido qué hacer para atraerse a este sector, que se ha apartado del partido por sus posturas en estos temas. Según las encuestas, los evangélicos blancos votaron por Bush en un 80%, y los católicos, que tiempo atrás votaban mayoritariamente a los demócratas, se volvieron hacia los republicanos por ser un partido más pro-vida.

Sobre el aborto, Hillary Clinton defendió que debía ser “seguro, legal e infrecuente”, y que el campo pro-vida y el pro-choice deberían mostrarse más dispuestos a encontrar un terreno común.

Ninguno de los tres candidatos demócratas defendió en el foro posturas contrarias a la ortodoxia del partido, pero su apertura para hablar de su fe fue desacostumbrada.

Fuente: The Washington Post

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares