Bartolomeos I niega que exista un “eje político ortodoxo”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 18s.

Con motivo de la primera visita a Francia desde su elección, el Patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomeos I, ha negado que la Iglesia ortodoxa esté alentando la guerra en los Balcanes.

“La guerra en Bosnia -dice en una entrevista publicada en Le Monde (20-IV-94)- no es una guerra de religión. Al poco de mi elección, en marzo de 1992, convoqué en el patriarcado a todos los patriarcas y arzobispos de las Iglesias serbias, rumanas, rusas, griegas, búlgaras, etc.: de modo unánime y solemne condenamos la explotación de la religión con fines nacionalistas y políticos. Desde entonces no he cesado de multiplicar mis llamamientos para que cesen los combates y se negocie”.

El Patriarca también afirma que el llamado “eje ortodoxo” o alianza política entre serbios, rusos y griegos con motivo de su religión común, es un invento. “Es falso. (…) He dirigido un mensaje que desaprueba todo tipo de alianza política en nombre de la ortodoxia. Ciertamente, pertenecemos a la misma familia y nuestros intereses espirituales son comunes. (…) Pero los términos ‘bloque’ o ‘eje’ ortodoxo son puramente seculares, políticos. No tienen nada que ver con la ‘conciliaridad’ propia de la eclesiología ortodoxa”.

Otro malentendido que intenta deshacer Bartolomeos I es la identificación entre la Iglesia ortodoxa y el Estado, en las naciones donde es la religión mayoritaria. “Es verdad que en la ortodoxia, la Iglesia está en el corazón de la vida de la nación, pero es para recordarle los mandamientos de su fe y la caridad del Evangelio. Si la religión es utilizada, instrumentalizada por los dirigentes de la nación, entonces la Iglesia debe denunciarles”. Como ha hecho con los nacionalistas de Montenegro, que intentan -dice- crear una Iglesia ortodoxa autónoma para servir a sus fines de independencia política.

A propósito del ecumenismo y de la unidad de Europa, el Patriarca de Constantinopla afirma que la Iglesia ortodoxa se siente plenamente responsable de alcanzarlos: “Forma parte activa de esta Europa cristiana de la que el Papa dice que respira ‘con dos pulmones’, Occidente y Oriente. Hemos recibido con agrado el homenaje de la Iglesia católica a Cirilo y Metodio, los misioneros griegos que salieron de Constantinopla para evangelizar la Europa eslava, y hemos apreciado también el hecho de que el Papa haya utilizado el Viernes Santo en Roma el texto del Viacrucis que yo preparé. He aceptado redactar con él un mensaje que reafirme el carácter sagrado de la familia. También hemos acordado encontrarnos en Roma el año que viene. Es así, con pasos pequeños pero firmes, como los cristianos podrán favorecer la unidad de Europa y rehacer la suya propia”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares