Aumentan los peregrinos a Santiago de Compostela

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 49s.

Las últimas cifras sobre los peregrinos a Santiago de Compostela muestran un aumento ininterrumpido desde 1990, con mayoría de jóvenes. Los datos, facilitados por la Oficina de Acogida del Peregrino, no cuentan a todos los que acuden a la tumba del apóstol, sino sólo a los que obtienen la compostelana, el documento que acredita haber realizado la peregrinación.

El número de peregrinos ha ido creciendo desde casi 5.000 en 1990 a 30.000 el año pasado; eso, sin contar los pronunciados picos que se registran en los años jubilares -como el presente-: en el anterior (1993) casi cien mil personas solicitaron la compostelana.

La mayoría de los peregrinos acude a Santiago por motivos estrictamente religiosos: entre el 60% y el 68% en los años de esta década. Quienes hacen el Camino por motivos tanto religiosos como culturales vienen siendo en torno al 30%, y los que van por razones ajenas a la fe, entre el 3% y el 6%, según el año. Los datos detallados correspondientes a 1998 permiten hacerse idea del “perfil” del peregrino. El 61% son hombres. La mayor parte (48,2%) tienen menos de 30 años, si bien un considerable 18% supera los 50. Aunque la peregrinación por motivos exclusivamente religiosos es más frecuente entre los mayores (71%), también es la más común entre los jóvenes (65%).

En 1998, dos tercios de los peregrinos fueron españoles. De los otros 69 países de procedencia, los más representados fueron Francia (7,2%), Alemania (6%), Italia (2,8%), Bélgica (2,7%) y Holanda (2,5%).

Hubo también peregrinos no europeos, la mayor parte de Latinoamérica (2,9%) o América del Norte (2,3%); también vinieron algunos de Oceanía (0,3%), Asia (0,2%) y África (0,07%). En todos los casos, los motivos estrictamente religiosos son mayoritarios.

La ocupación más común de los peregrinos es la de estudiante (31,6%). A continuación figuran los técnicos (15%), los profesionales liberales (14,6%) y los profesores (9,2%). Hubo también un 6,1% de jubilados.

La mayoría (72,8%) de los peregrinos hacen el Camino a pie, tras recorrer al menos cien kilómetros. De los otros medios de locomoción admitidos para quienes aspiran a la compostelana, el más usado fue la bicicleta (25,6%). A lomos de cabalgaduras llegaron sólo el 0,5%.