Ateos militantes, un movimiento con poca gracia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Desde que Richard Dawkins publicó su cáustico libro The God Delusion (El espejismo de Dios), algunos ateos se han sumado a su particular cruzada contra la religión. Hasta ahora, varios pensadores -creyentes o no- se habían encargado de responder a sus objeciones. Pero faltaba por sacar a la luz un rasgo común a todos ellos: su escaso sentido del humor. A diferencia de los ateos que se limitan a negar la existencia de Dios, los llamados “nuevos ateos” (como Richard

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares