Un país de tránsito con una difícil salida

Muchos de los refugiados iraquíes han emigrado al Líbano como etapa de paso hacia los países de asilo, pero ahora la salida es más difícil Beirut. Miles de iraquíes han tenido que refugiarse en el Líbano ante la violencia que sigue reinando en su país, por obra de grupos extremistas que disputan si la nación debe ser sunita o chiíta. Muchos de los refugiados, entre ellos los cristianos, no ven posible regresar a un Irak, que ya no es el

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares