Los deberes de Israel con los palestinos

El director de orquesta israelí Daniel Barenboim acaba de aceptar también la nacionalidad palestina. Con este motivo sostiene en International Herald Tribune (30 enero 2008) que Israel está obligado a reconocer y defender los derechos de los palestinos, así como estos tienen que aceptar el Estado israelí.

Barenboim sostiene que los destinos de israelíes y palestinos están indisolublemente unidos y que el conflicto entre unos y otros no tiene solución militar. Por eso, “cuando me ofrecieron el pasaporte palestino -explica-, lo acepté como reconocimiento de que, como israelí, comparto el destino de Palestina”.

Barenboim recuerda que cuando sus padres le llevaron a Israel, querían ahorrarle la experiencia de vivir como miembro de una minoría -la judía en Argentina- para que se criara en el seno de una mayoría judía. Sin embargo, la generación israelí de Barenboim no reconoció la existencia de una minoría no judía en Israel: los palestinos que se quedaron en el territorio del nuevo Estado. Hasta entonces, la población árabe había sido la mayoría en el conjunto de Palestina.

“La creación del Estado de Israel -señala Barenboim- fue resultado de una idea judeo-europea, que si ha de extender su leitmotif al futuro, debe aceptar la identidad palestina como un leitmotif igualmente válido”. Lo exige además la realidad demográfica, pues la minoría palestina en Israel crece rápidamente, de modo que “su voz tiene que ser oída hoy más que nunca”. Ahora los palestinos son en torno al 22% de la población de Israel, “porcentaje mayor que el de cualquier minoría judía que haya habido en un país en toda la historia”; y junto con los que viven en los territorios ocupados, son más que los judíos.

“Los israelíes deben aceptar la integración de la minoría palestina, aunque ello implique cambiar en algunos aspectos la naturaleza de Israel; deben aceptar también que es justa y necesaria la creación de un Estado palestino contiguo al Estado de Israel”.

Además, “un verdadero ciudadano de Israel debe preguntarse por qué los palestinos han sido condenados a vivir en condiciones inferiores, con una educación y una atención médica de peor calidad, en vez de que la fuerza ocupante les proveyera de lo mínimo necesario para llevar una vida digna”.

Por su parte, los palestinos han de aceptar la existencia del Estado de Israel. A la vez, “deben, naturalmente, resistir a la ocupación y a todos los intentos de negarles un Estado propio y la satisfacción de las necesidades individuales básicas”. Pero no deben recurrir a la violencia, que “solo lleva a que haya más víctimas inocentes y no sirve a los intereses a largo plazo del pueblo palestino”.

____________________

Ver Israeli and Palestinian.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares