La opinión pública de EE.UU. mantiene reservas sobre el ataque a Irak

La postura de los norteamericanos sobre la posible guerra contra Irak no es tan uniforme como pudiera parecer. Una encuesta del periódico Los Angeles Times revela que, después de la severidad mostrada por el presidente Bush en el discurso sobre el Estado de la Unión, muchos estadounidenses continúan siendo reacios a una invasión de Irak que no cuente con la explícita autorización de la ONU, aunque una corta mayoría apoyaría la intervención si se sumara una pequeña coalición de países.

Los resultados indican que la opinión pública norteamericana no está convencida de los argumentos fundamentales aducidos a favor de la guerra. Casi 3 de cada 5 encuestados consideran que el informe de los inspectores de la ONU -abiertamente crítico contra Irak- no es por sí solo motivo suficiente para ir a la guerra. Por otro lado, solo un tercio de los encuestados opina que Bush ha presentado suficientes pruebas de vinculación entre Irak y Al Qaeda, y el 56% declara expresamente lo contrario. El 72% estaría a favor de atacar si el secretario de Estado Colin Powell, en su comparecencia ante el Consejo de Seguridad, hubiera aportado pruebas más firmes de que el régimen iraquí ha intentado hacerse con armas químicas y biológicas.

Por mayoría del 65% frente al 30%, los estadounidenses manifiestan que su país debe actuar militarmente contra Irak solo si cuenta con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU. Si no hubiera tal autorización pero Estados Unidos tuviera el respaldo de algunos aliados, como Gran Bretaña, el 51% admitiría el ataque, y el 43% se opondría.

Por encima de las dudas, 57 frente a 38 de cada 100 encuestados apoyarían a Bush si decidiera ordenar la invasión de Irak. Esta proporción permanece inalterada desde diciembre del año pasado.

En cuanto a otras cuestiones aludidas en el discurso sobre el Estado de la Unión, 3 de cada 5 ciudadanos se declaran favorables al impulso de Bush a la cooperación con instituciones religiosas en la prestación de servicios sociales. En la misma proporción apoyan al presidente en su intento de prohibir los abortos tardíos mediante el método de provocar el parto y aplastar la cabeza del feto para extraerlo (el llamado partial-birth abortion).

Hay más información sobre el sondeo en http://www.latimes.com/timespoll. Ahí se puede ver que Los Angeles Times repitió más tarde la encuesta con las mismas personas y halló ligeras variaciones.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares